La ciudad

Denuncian que la plaza Sarmiento continúa en estado de abandono

Tras la caída de una licitación para explotar el bar del predio, en el Concejo piden que el municipio realice tareas de mantenimiento.

Miércoles 26 de Marzo de 2014

Las plazas Sarmiento y Santa Rosa (enfrente de la primera) quedarán bajo la lupa de los ediles a partir del proyecto que ayer comenzó a transitar las distintas comisiones del Concejo. La recomendación de base es que se realicen tareas integrales de mantenimiento y de control. Los puntos flojos están en baños públicos, calles, fuente, luminaria, poda y escamonda. Además, y para no escapar al tono general de medidas preventivas, piden un patrullaje las 24 horas en ambas plazas.

La iniciativa también pide información referida al estado y funcionamiento de la playa de estacionamiento ubicada en plaza Sarmiento sobre San Juan. Además, quiere conocer de primera mano, los motivos por el cual se anuló y declaró desierto, el llamado a licitación pública para la ejecución, mantenimiento y explotación comercial de un bar con servicio de baños públicos en el mismo predio.

Para los ediles que impulsaron estas iniciativas, Norma López y Roberto Sukerman, del Frente para la Victoria (FPV), el estado de deterioro que presentan ambos espacios públicos es notorio y preocupante y por lo demás visible ya que ambas están ubicadas en el corazón comercial de la ciudad. La plaza Sarmiento está entre las calles San Luis, Entre Ríos, San Juan y Corrientes, mientras que Santa Rosa, limitada por Entre Ríos, San Juan y Corrientes, linda además con la escuela Normal Nº 1.

La plaza Sarmiento funciona como miniterminal de colectivos interurbanos junto con un bar y baños públicos; esta estructura no pocas veces fue observada por las condiciones de deterioro y falta de mantenimiento. "Hay un plan de remodelación de este lugar y para trasladar la estación de media distancia, pero no se sabe nada sobre los plazos para esta remodelación, ni en qué consiste exactamente el proyecto en cuestión", explicaron los ediles.

López también señaló que el cierre del bar por concesión vencida repercute en la falta de mantenimiento y control de los baños públicos, estos datos se dimensionan si se tiene en cuenta que son muchos los choferes de líneas interurbanas y pasajeros que utilizan estos servicios.

Licitación. En ese marco, "¿qué sucedió con el llamado a licitación Nº 14.278 del año pasado?", interrogaron los autores de la idea que ahora quedará a consideración de la comisión de obras públicas. Dicho trámite estaba destinado a la ejecución, mantenimiento y explotación comercial de un bar con servicio de baños públicos, pero fue declarada desierta sin conocerse los motivos exactos por los cuales concluyó de esa manera.

No todo es higiene y mal aspecto. Además tallan problemas de estructuras como el pavimento quebrado "de lado a lado" en la intersección de las calles Entre Ríos y San Luis, salida de los colectivos que tienen parada en la plaza Sarmiento. Las malas condiciones también alcanzan a la fuente, que no funciona, a la escasa iluminación y a la poda y escamonda.

"Esto último resulta fundamental para aportar a la seguridad pública y transitabilidad", señalaron los ediles. Y dijeron que no se observa patrullaje de la policía ni de la Guardia Urbana Municipal (GUM), sobre todo en horarios nocturnos.

"Es fundamental recuperar y poner en valor estos espacios públicos porque son sectores de intenso tránsito durante todo el día, no sólo de pasajeros de localidades vecinas, sino también de niños, niñas y adolescentes que concurren al Normal Nº 1", enfatizaron.

La comisión de Obras Públicas analizó la iniciativa de los mismos ediles, que encomienda al Ejecutivo, en un plazo no mayor a 30 días, gestione ante la provincia la reparación de veredas y calzadas frente a las escuelas públicas de Rosario. De no obtener respuesta de éste ámbito, será la Municipalidad la encargada de la reparación a costa y cargo del Estado santafesino.

Abusos

Un proyecto que hoy estará en la agenda de la comisión de Servicios Públicos, tiene como objetivo evitar que los comercios cometan “abusos” al cobrar dos o tres pesos adicionales en la recarga de la tarjeta sin contacto. Fueron los mismos vecinos los encargados de llevar estas quejas al Concejo, según explicó la concejala del Partido del Progreso Social (PPS), Fernanda Gigliani.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario