La ciudad

Denuncian "listas negras" para los objetores de conciencia

El sector identificado con grupos religiosos que obtuvo seis bancas en la Legislatura cargó duro contra el registro que impulsa el progresismo.

Lunes 07 de Octubre de 2019

El Registro Provincial de Objetores de Conciencia de profesionales médicos a aspectos relacionados con la salud sexual y reproductiva volvió a encender la polémica y promete más virulencia aún en la nueva conformación de la Legislatura. Es que el diputado electo y pastor del Movimiento Pentecostal, Walter Ghione, alertó sobre la presencia de "listas negras" que "impiden ocupar cargos de direcciones y jefaturas" a quienes son objetores de conciencia, "vulnerando claramente la Constitución".

Ghione, quien asumirá una banca el próximo 10 de diciembre en la Cámara de Diputados provinciales, donde llegó como número dos de la lista que encabezó la mediática panelista Amalia Granata por el frente Unite por la Vida y la Familia, cargó con dureza contra el Registro de Objetores de Conciencia que impulsa la diputada progresista Alicia Gutiérrez.

Sin medias tintas, Ghione destacó que su espacio considera que el proyecto no es más que "una lista negra que intenta perseguir y discriminar a los trabajadores que por sus convicciones íntimas, éticas, morales, filosóficas y religiosas, se niegan a terminar con la vida de un niño por nacer".

Para Ghione, "no se puede violentar el derecho constitucional de un médico a decidir en qué caso y en cual no manifestar su objeción de conciencia. Obligándolo, además, a incorporarse en un registro, que se asemeja a una metodología de discriminación laboral".

A su entender, la iniciativa de Gutiérrez establece en su artículo décimo "un claro perjuicio a la carrera profesional de los trabajadores de la salud objetores de conciencia, impidiéndoles ocupar cargos de direcciones y jefaturas, siendo claramente inconstitucional por violar el artículo 14 bis de la Carta Magna".

Coerción

El representante de las Iglesias Evangélicas que ahora tendrá su banca en la Legislatura provincial calificó como "coercitivo" al Registro de Objetores de Conciencia. "El gobierno saliente del Frente Progresista intenta aplicar la coerción estatal mediante un violento mecanismo de imposición, avasallando un derecho humano consagrado en el pacto internacional de derechos civiles y políticos, que adquiere para nuestra ley jerarquía constitucional, como lo es la objeción de conciencia", consideró.

En ese orden, subrayó que entiende que "ninguna persona necesita inscribirse en un registro para ejercer un derecho constitucional" e hizo votos para que la administración que encabezará el gobernador electo Omar Perotti cambie el rumbo de esta iniciativa.

En tal sentido, afirmó: "Tenemos fe y confianza en que el próximo gobierno provincial despojará a Santa Fe de las amarras ideológicas del socialismo y será respetuoso de los derechos de las minorías".

Según se destacó, "los argumentos sostenidos por Ghione contra la posible implementación de un registro discriminatorio, estigmatizante, que viola el derecho constitucional de objeción de conciencia, también son acompañados y apoyados por los diputados electos, Nicolás Mayoraz, Juan Argañaraz y Natalia Armas Belavi".

Cabe recordar que la lista que encabezó Granata y secundó Ghione en las últimas elecciones logró más de 200 mil votos en toda la provincia, lo que le permitió acceder a seis bancas. Es más, hace pocos días el gobernador Miguel Lifschitz mantuvo una reunión con Granata en la que se aseguró que ese sector apoyará su candidatura a presidir la Cámara baja a partir de diciembre. El dato no es menor y refleja el poder que este nuevo sector político tendrá durante los próximos años.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario