La ciudad

Denuncian cartelización para proveer prótesis a provincia y municipio

Las ortopedias de Rosario detallaron un aceitado mecanismo entre un laboratorio montado con subsidio estatal y una universidad privada.

Jueves 12 de Septiembre de 2019

La Asociación de Ortopedias de Rosario lanzó una fuerte denuncia por cartelización en la provisión de prótesis por parte del Estado. Su titular, Claudia Quintero, detalló un aceitado mecanismo de adjudicación de productos entre un laboratorio montado con subsidio estatal, mano de obra capacitada por una universidad privada asociada a ese laboratorio y la entrega de material tanto al Instituto Autárquico Provincial de Obra Social (Iapos) como al Instituto de Lucha Antipoliomielítica de Rosario (Ilar). "La misma persona que auditaba estas acciones es integrante de la Universidad del Gran Rosario (UGR), del laboratorio Cemok y es el coordinador de la red de rehabilitación de la Municipalidad", describió Quintero.

La Asociación de Ortopedias de Rosario nuclea a 63 comercios del rubro y a una decena de técnicos ortopedistas de la región. "En relación al Iapos (la obra social de los estatales santafesinos), los colegas advertían que las licitaciones iban a parar siempre a un lugar: Cemok, el laboratorio donde se capacitan quienes estudian órtesis y prótesis en la escuela de la UGR. Al investigar, notamos que dentro del Iapos había un médico fisiatra que auditaba las compras y las derivaba a Cemok, donde es director médico.Pero a su vez, este profesional es el coordinador del área de rehabilitación de la Municipalidad de Rosario", señaló Quintero.

Las sospechas de la Asociación de Ortopedias continuaron y fueron admitidas por el Iapos. "Como no podía ser auditor, porque se superponen los cargos públicos, Iapos nos dijo que trabajaba ad honórem, pero reconocieron que auditaba la parte de fisiatría", destacó la profesional en relación al mecanismo que quedó al descubierto en abril pasado.

Antecedente

Pero otro suceso puso la lupa en el desempeño de este "mecanismo". Quintero se explayó. "Nos dimos cuenta que en septiembre de 2018, Ilar, pese a que cuenta con un técnico ortopedista, compró 45 prótesis para amputados (cuyos valores actualizados rondan los 300 mil pesos cada producto). Licitó y hubo un sólo oferente: Cemok".

La Asociación le objetó la compra al municipio y pidió una reunión con las autoridades de la Secretaría de Salud. "Los mismos directivos de Ilar nos llamaron para decirnos que no estaban de acuerdo con ésto, porque otros interesados no pudieron participar", agregó.

El Centro Médico Ortoprotésico y Kinésico (Cemok), según su página web, habla de una "estrecha vinculación de Quam Semper con el Instituto Universitario del Gran Rosario (IUGR) y otorga a nuestra institución un marco de excelencia, en el cual las intervenciones realizadas en la atención de los pacientes son realizadas por profesionales que se desempeñan en la Docencia y la Investigación".

Según, Quintero los productos que comercializan y que venden al Estado están un 30 por ciento por debajo de los valores de las ortopedias. "Bajan los precios porque no tienen costos y recibieron subvenciones del Estado. Cemok, UGR, Fundación del Gran Rosario y Quam Semper es todo un armado que inicialmente tuvo un muy buen sentido, como el de proveer a pacientes sin cobertura, pero que se empezó a desvirtuar. Los que confeccionan los trabajos son los mismos que estudian la carrera. No tiene costos, venden más barato y se quedan con las licitaciones públicas y con clientes privados importantes", remarcó Quintero.

En este orden, se recordó que desde 2008 a 2012 el Estado financió el armado del laboratorio de prótesis. "Nos están empujando a hacer una denuncia formal desde la Asociación", concluyó Quintero.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario