La ciudad

Demanda al Ejecutivo por problemas con el acarreo de una moto

"Me quisieron cobrar la estadía y el acarreo", se quejó Fernando Linares, quien encontró por casualidad el vehículo que le habían sustraido a mano armada. "Hice la denuncia en la Justicia", agregó. 

Lunes 27 de Agosto de 2012

Le robaron la moto, la llevaron al corralón y cuando finalmente la encontró le quisieron cobrar la estadía y el acarreo para poder que se la pudiera llevar. Se llama Fernando Linares y cansado de las explicaciones que le daban desde la Municipalidad decidió iniciar una demanda legal en reclamo de un resarcimiento por los problemas que le provocó la odisea para recuperar el vehículo.

"Me la robaron de caño en el Parque Sur el 17 de agosto de 2010, hice la denuncia de robo y la busqué por todos lados, me metí en todas partes, pero no tuve suerte", contó Linares, en declaraciones al programa "La barra de Casal", que se emite por La Red. "La moto era mis piernas, porque hacía enfermería a domicilio, changas de electricidad, y la usaba para trabajar", añadió.

Linares contó que dio con la moto, una Yamaha 125, por casualidad. "Estaba haciendo un un curso en Tránsito para sacar el carné de conductor, porque conseguí un trabajo para manejar un remís -relató-. Ahí saltó el tema de la tarjeta verde de la moto, entonces le pregunté al instructor cómo podía hacer para ver dónde podía estar y la fuimos a buscar al corralón, estaba ahí".

"Ellos mismos me explicaron que por ahí los muchachos en el apuro, porque tienen mucho trabajo, en una de esas se confundieron con el número de cuadro y de chasis, como son tantos números y tantas letras, por eso no saltó el pedido de captura", continuó Linares. "No anotaron los números como corresponde, por eso no apareció nunca el acta de remisión de la moto", explicó.

"Primero no me querían dar la moto porque decían que no había acta y después, cuando apareció, me quisieron cobrar estadía, acarreo, pero al final me la dieron, me sentía Rocky
cuando llega al último escalón -afirmó-. Cuando la revisé me di cuenta que a la moto le faltaban un montón de cosas, hasta el carburador estaba cambiado, cosas insólitas".

En ese sentido, Linares aseguró que "es vox populi que se roban las cosas en el corralón, como te dejan pasar están los vivos que cuando se llevan la moto y les faltan los espejos, se los sacan a otra y se van. También, estoy seguro, aunque no quiero meter a todos en la misma bolsa, que hay gente que vende repuestos".

Finalmente, admitió: "En el momento no hice la denuncia, ahora sí. Cuando se armó todo el lío me llamaron a mi casa y me dijeron que me la iba a llevar. Me decían que me quedara tranquilo,
que no hiciera la demanda que me iban a dar un subsidio para arreglar la moto. Pasó un mes, dos meses, un año y nada, entonces hice la denuncia en la Justicia".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario