La ciudad

"Dejar el cigarrillo no es imposible", dijo el especialista Germán Fernández

Remarcó que, para lograr abandonar el vicio, es clave "el íntimo convencimiento de querer hacerlo". Ayer brindó en el Auditorio de La Capital la conferencia: "Programa de cesación tabáquica".

Martes 12 de Agosto de 2014

"Dejar de fumar no es una misión imposible, mientras exista en uno el íntimo convencimiento de querer hacerlo". Así lo aseguró el especialista Germán Fernández, quien ayer brindó en el Auditorio de La Capital la conferencia: "Programa de cesación tabáquica".

La charla del reconocido especialista ( jefe de Emergentología del Hospital Juan A. Fernández de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y director médico de Internacional Trauma Life Support, entre otros cargos) se dio en el marco de la iniciativa de La Capital de declarar espacio libre de humo al edificio del diario.

El profesional destacó que la adicción es un estado psicofísico causado por la interacción del organismo con una conducta.

No obstante, destacó que esa conducta no sólo depende de la sustancia, sino también de la personalidad, ya que hay personalidades más activas y con mayor predisposición al uso compulsivo de sustancias que otras.

Fernández hizo hincapié en el papel internacional y nacional que ha tenido el consumo de tabaco a lo largo de la historia.

En tal sentido, recordó que en los años 50, en los Estados Unidos, la propaganda para fomentar el consumo de tabaco se hallaba en auge. "Hasta los médicos aconsejaban fumar en aquellos tiempos", comentó con aire sarcástico.

"Posteriormente, en el año 1964, Estados Unidos prohibió la propaganda tabaquera en el país, y consigo, disminuyó exponencialmente el consumo al tiempo que aumentaron los impuestos al cigarrillo. Sin embargo, las exportaciones de tabaco aumentaron considerablemente, ya que las empresas tabaqueras desplazaron su mercado a los países tercermundistas", detalló.

Con respecto a Argentina, Fernández manifestó que recién a partir de 2011, con la ley nacional nº 26.687, se prohibió fumar en espacios públicos, lo que produjo una disminución del consumo, como así también de la mortalidad por causa del cigarrillo.

Destruyendo mitos. Además de desmentir mitos, el especialista hizo alusión a la cantidad de enfermedades y a los sinnúmeros de tratamientos existentes para dejar de fumar. "No hay medicamento que sirva para dejar el cigarrillo si no viene acompañado de la voluntad propia del fumador y el asesoramiento profesional adecuado y específico según la persona. Por ende, debo aclarar que no existe un medicamento universal para dejar de fumar", aseguró tajante.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS