La ciudad

Defensoría del Pueblo advierte por intimaciones de deudas truchas

El alerta es por la cantidad de intimaciones de cobranza de deudas truchas enviadas por firmas de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires que no especifican el motivo y que configuran una estafa.

Miércoles 09 de Abril de 2014

La Defensoría del Pueblo de la provincia de Santa Fe alertó a los ciudadanos sobre intimaciones de cobranza de deudas truchas enviadas por firmas de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires que no especifican el motivo del pasivo y que configuran en muchísimos casos una estafa.
 
Por esta razón recomienda a quienes reciban estas notificaciones dirigirse a la institución, ubicada en Pasaje Alvarez 1516, antes de realizar cualquier otra gestión.
 
"Se trata de notificaciones simples y sin firma con el membrete de diferentes estudios, de dudosa legalidad, dedicados a la cobranza de deudas. A través de ellas, se advierte a la víctima de una supuesta deuda y se amenaza con embargar su sueldo o inhibir sus bienes en caso de no abonar un importe específico. No obstante, en la misiva no se informa a qué corresponde la deuda y sólo se deja un número de teléfono, de Buenos Aires, para realizar consultas", aclaran desde la Defensoría.
 
Cuando las víctimas llaman se les informa que la supuesta deuda corresponde a alguna empresa de servicios (que puede seguir existiendo o no) y se les entrega un número de cuenta para realizar la transferencia del dinero para cancelar el supuesto pasivo. En este proceso, también pueden ofrecer la reducción del monto a abonar si la víctima se resiste a pagar.
 
Tras recibir numerosas presentaciones en este sentido, la Defensoría del Pueblo advierte que no se debe pagar ninguna suma y aconseja a los ciudadanos que, al recibir la intimación, se dirijan a cualquiera de las oficinas de la institución para ser asesorados. También recomienda no comunicarse telefónicamente con estas firmas de cobranza, pues de esta manera pueden acceder a información que permita concretar la estafa.
 
Y exhorta a "de ninguna manera aceptar un plan de pagos o moratoria, que termina significando el reconocimiento de una deuda que nunca existió".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario