Salta 2141, el juicio

Declararon dos inspectores de Litoral Gas y apuntaron al gasista por la explosión en Salta 2141

Los inspectores de Litoral Gas Guillermo Oller y Luis Curaba fueron los encargados de rehabilitar el servicio once días antes de la tragedia que se cobró la vida de 22 personas.

Lunes 20 de Mayo de 2019

Dos inspectores de Litoral Gas declararon hoy en una nueva jornada del juicio oral y público que busca encontrar a los responsables por el estrago culposo que se cobró la vida de 22 personas el 6 de agosto de 2013 cuando explotó el edificio de Salta 2141.

Se trata de los inspectores de Litoral Gas Guillermo Oller y Luis Curaba que trabajaron el 22 de julio de 2013 en el edificio para rehabilitar el servicio que esa noche volvió al edificio.

Ambos coincidieron en señalar que el gasista Carlos García intentó reparar el regulador de gas sin poner en conocimiento a la empresa sobre la tarea que iba a realizar aquel 6 de agosto.

Tanto Oller como Curaba optaron por ofrecer voluntariamente su testimonio sin aceptar preguntas de ninguna de las partes. Y advirtieron que ninguno de los dos estuvo presente en Salta 2141 el día de la tragedia.

Oller y Curaba sí actuaron en el edificio los días previos al siniestro y están imputados como parte de una cadena de negligencias que generó la explosión y el derrumbe del edificio donde murieron 22 personas.

>> Leer más: Salta 2141: hoy declaran los dos inspectores que rehabilitaron el servicio

El reclamo se había iniciado el 24 de julio, cuando la vecina que habitaba el departamento 9º F del edificio, Mariela Bozzo, llamó a Litoral Gas para denunciar la falta de presión del fluido en su domicilio, lo que derivaba en problemas con el calefón y las hornallas de la cocina.

Un día después, el reclamista Gerardo Bolaño acudió al edificio a responder ese reclamo y detectó fugas en la válvula de bloqueo del gabinete y en otros sectores, por lo que pidió autorización y cortó el suministro en el edificio hasta que un gasista matriculado arreglara esos inconvenientes.

Esos arreglos fueron realizados por el gasista José Luis Allala durante el 26 de julio. Era un viernes, y ya entrada la noche, luego de que el matriculado avisara que había culminado las reparaciones, Oller y Curaba llegaron al edificio a inspeccionar los arreglos y restablecer el servicio.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario