Salta 2141, el juicio

Declaran el portero y una mujer que se salvó de milagro

La vecina es Anahí Salvatore, quien quedó más de tres horas colgando de una ventana el 6 de agosto de 2013.

Lunes 27 de Mayo de 2019

Esta mañana, en el marco de la 11ª audiencia del juicio oral y público que se realiza en el Centro de Justicia Penal para establecer las responsabilidades por el estrago culposo que le costó la vida a 22 personas en el edificio de Salta 2141, se espera que declaren como testigos, entre otros, el portero y una vecina que quedó más de tres horas colgando de una ventana.

   La mañana del 6 de agosto de 2013 y cuando el silbido del escape de gas preanunciaba el desastre, el portero Pedro Flores salió corriendo desesperadamente del edificio para cortar el tránsito que venía por calle Salta.

   Minutos antes había acompañado al gasista Carlos García hasta el departamento 8º “D”, de Luisina Contribunale (una de las víctimas fatales del estallido), ya que el matriculado quería chequear algunos artefactos.

   De acuerdo a lo que se pudo reconstruir en el expediente, García bajó luego al subsuelo del edificio mientras el portero lo esperó en el octavo piso. Luego se escuchó el silbido y Flores bajó.

Al percatarse de lo que sucedía, corrió hacia la esquina de Oroño para alertar a los automovilistas del inminente peligro que iba a ocasionar la explosión del inmueble.

   El otro testimonio que se escuchará hoy es el de Anahí Salvatore, quien la mañana de la tragedia estaba en su departamento del 5º “B” y al escuchar el silbido llamó a su marido por teléfono para alertarlo de que algo no andaba bien. Se acercó a la ventana y asomó el celular para que su pareja escuchara. Minutos después todo voló por los aires y la imagen de Salvatore colgando de los restos de su departamento estremecieron al país. Pasó tres días en terapia intensiva por inhalación de monóxido de carbono y hoy padece secuelas psicológicas.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario