La ciudad

"Decidí aportar lo mío para poder salvar otras vidas"

Martes 27 de Marzo de 2018

El cierre del taller de concientización vial está cargo de Felipe Caruso, el padre de Daniela, la joven que murió el 2 de marzo de 1997 tras ser atropellada junto a una amiga por Sebastián Pira en la intersección de bulevar Oroño y Salta. "Para mí, este es el legado que me dejó mi hija, dentro de mis posibilidades decidí aportar lo mío para salvar otras vidas y algo se ha logrado", remarcó Caruso.

Según detalló, muchos conductores llegan al curso bastante disgustados y muy cerrados a autoanalizar sus propias conductas al volante, pero tras haber escuchado su experiencia, cambian de actitud rápidamente y se abren a las situaciones de evaluación, análisis y reflexión.

"Apunto a lo más valioso que tenemos, que es la vida. Yo sé lo que significa perder a alguien, porque lo viví hace 21 años, y todavía me parece que fue ayer", subrayó Caruso, quien hoy tiene 81 años.

En cuanto a su participación en el taller de concientización, explicó que a los infractores les hace "pensar en sus familias. Les digo que no están solos, que si algo les pasa siempre habrá alguien en casa que los está esperando", indicó a la hora de profundizar sobre las principales características de las palabras que vuelca semanalmente en un aporte fundamental a la concientización de los infractores.

"Estoy seguro de que se van con mucho en su interior, porque la mayoría me lo dice expresamente, porque aquellos que llegaron con quejas, finalmente ninguno se va sin expresarme mínimamente un gesto de agradecimiento. En ese sentido, creo que en estos talleres hacemos mucho para cambiar nuestro tránsito", aseguró Caruso.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario