La ciudad

Debutó la tarjeta inteligente, que en seis meses reemplazará a la magnética

Mónica Alvarado, del Ente de Transporte de Rosario, indicó que los dos sistemas convivirán medio año hasta que los usuarios se adapten a la utlización del "plástico". La intención es que en el futuro se paguen otros servicios, como los taxis, mediante esa operatoria.

Miércoles 23 de Noviembre de 2011

En el término de seis meses la tarjeta magnética para pagar el boleto del transporte urbano de pasajeros tal cual como se la conoce actualmente desaparecerá y será reemplazada por la tarjeta inteligente. En diálogo con el programa Dos tipos audaces de La Ocho, la titular del Ente de Transporte de Rosario, Mónica Alvarado, se refirió al debut de la tarjeta inteligente sin contacto que se produce hoy y confirmó que habrá un período de transición de seis meses “en el que el usuario pueda adaptarse y a partir de allí retirar las máquinas de canceladoras de las tarjetas magnéticas”.

La funcionaria municipal brindó detalles sobre el funcionamiento de la novedosa tarjeta “inteligente” que es de plástico y funciona “sin contacto”. Cualquier duda sobre el funcionamiento del transporte, los usuarios pueden llamar al número 0800 4440308 durante las 24 horas.

“La tarjeta tiene la característica que se recarga con dinero y que se acumula ese dinero en ella. Es una tarjeta sin contacto. Se llama inteligente porque tiene un chip en su interior donde se guardan datos. Hace todo más simple y no es descartable. El usuario la puede seguir teniendo. Se puede ir a los puntos de recarga. A partir de hoy, son 22 puntos del Banco Municipal y de los Centros de Distritos. A partir del viernes esa operatoria se extenderá a todas las cabinas callejeras”, indicó Alvarado.

El presidenta del Ente precisó que la recarga de la tarjeta se realiza mediante un posnet parecido al de las tarjetas de crédito o débito. “Si hoy cargas 82 pesos, se te acreditan 10 pesos más que dejan un valor total de 92 pesos. De manera que nos permite realizar 40 viajes y el valor de sería de 2.05 que es el valor del boleto de uso frecuente”, destacó.

Alvarado manifestó que cuando el usuario suba a un colectivo “se va encontrar con dos máquinas. La vieja (en la que se cancelas las tarjetas de cartón) y la nueva. Esas máquinas leen la tarjeta sin contacto y es el mismo aparato con el que se puede abonar con monedas. Son de color narajan o plateado, según la empresa. La tarjeta inteligente tiene un valor único de ocho pesos. Después se le puede realizar la recarga que uno quiera. No tiene que pagar otra vez los ocho pesos”.

“Todos estos procesos tecnólogicos nuevos requieren un proceso de maduración y de corrección que es lo que se realizó en este proceso para acortar tiempos. Esta es una tarjeta con tecnología diferente que hay en nuestro país y en América latina. Pensamos en el futuro pagar nuevos servicios como los taxis. Vamos a salir en esta primera etapa al transporte urbano de pasajeros y luego se extendeerá a otros servicios públicos. La tarjeta tiene la capacidad y los módulos de seguridad para hacerlo en forma segura. Estimamos un período de transición de seis meses para que el usuario pueda adaptarse y a partir de allí retirar las máquinas de tarjetas magnéticas. Es un períódo razonable para poder producir esta transición”.


 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario