La ciudad

Culpan a los conductores y desvinculan a Vial 3 por un múltiple accidente

La Sala III de la Cámara de Apelaciones de los Tribunales provinciales revocó el procesamiento que pesaba sobre tres empleados de la concesionaria Vial 3 y el dueño de Cerámica Arroyo Seco, quienes habían sido imputados en primera instancia como responsables del múltiple accidente fatal ocurrido el 12 de julio del año pasado en la autopista a Buenos Aires a la altura de Arroyo Seco, que causó cuatro muertos, 50 heridos e involucró a 30 vehículos

Sábado 18 de Octubre de 2008

La Sala III de la Cámara de Apelaciones de los Tribunales provinciales revocó el procesamiento que pesaba sobre tres empleados de la concesionaria Vial 3 y el dueño de Cerámica Arroyo Seco, quienes habían sido imputados en primera instancia como responsables del múltiple accidente fatal ocurrido el 12 de julio del año pasado en la autopista a Buenos Aires a la altura de Arroyo Seco, que causó cuatro muertos, 50 heridos e involucró a 30 vehículos. En su lugar, procesó a un automovilista y a un camionero, sobre quienes consideró recae "la responsabilidad" del accidente "en su casi totalidad" e hizo referencia a actitudes imprudentes de los mismos. Además, el dictamen asegura que de la ladrillera emanaba "vapor de agua" y no humo como se había afirmado y establece que el peaje tomó los recaudos a su alcance para evitar más accidentes.

Con el voto de Ernesto Martín Navarro y las adhesiones de Elena Ramón y Otto Crippa García, la Cámara de Apelaciones revocó el procesamiento dictado por el juez correccional Nº3, Horacio Benvenuto, quien había encontrado responsables de quíntuple homicidio culposo y lesiones graves en concurso real a un camionero, un automovilista, el dueño de la fábrica de ladrillos, el supervisor de Vial 3 y dos empleados de la concesionaria vial.

En la instrucción de la causa (que acumula 12 cuerpos) los testigos y las propias víctimas habían declarado que aquel 12 de julio a la madrugada, además de niebla había humo proveniente de Cerámica Arroyo Seco, ubicada a la altura del kilómetro 269 de la autopista a Buenos Aires. También subrayaron que los sistemas de seguridad de peaje no funcionaron y que los auxilios tardaron demasiado tiempo en llegar al lugar del siniestro.

Ahora la Sala III revocó las imputaciones que pesaban sobre el supervisor de Vial 3 Pablo del Vecchio, los empleados del centro de atención al usuario de la concesionaria Rita Benítez y Esteban Ferri y el titular de la ladrillera, Oscar De Luise.

Por el contrario, los magistrados ratificaron lo actuado por Benvenuto en relación al camionero Orlando Mesa (que impactó contra un ómnibus Chevallier) y al automovilista Mariano Velázquez.

"Es sensato y ajustado a la lógica enderezar las líneas investigativas y de atribución de responsabilidad a la empresa vial y a una cerámica, cuando en verdad no está probado ni siquiera en grado de probabilidad, que la humeada blanca —que era vapor de agua— hubiera sido llevada por el viento hacia la autovía", argumenta el fallo en segunda instancia para agregar: "No nos olvidamos de los que piloteaban vehículos desentendiéndose y despreciando las condiciones climáticas. Es de toda obviedad que ante un manto de niebla, se deben intensificar las precauciones adaptando la velocidad a las condiciones de visibilidad".

Aquella madrugada del 12 de julio del año pasado, hacia las 6, la treintena de vehículos que circulaba por la autopista a Buenos Aires a la altura de Arroyo Seco se topó con una trampa mortal. Cinco muertos y 50 heridos fue el saldo del accidente. Más acá en el tiempo, las colisiones múltiples en la autopista volvieron a producirse con saldos fatales. Las estadísticas de 2007 en materia vial indican que en Santa Fe falleció más de una persona por día en las rutas.

Lucas Ameriso

La Capital

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario