La ciudad

Cuidacoches aprietan a otra edila y el PRO insiste con prohibirlos

La concejala Bouza denunció que le exigieron $40 para estacionar en Pichincha. Dos semanas atrás le pasó lo mismo a otra referente del espacio.

Miércoles 27 de Junio de 2018

Por segunda vez en menos de quince días, otra concejala de la ciudad denunció haber sido extorsionada por cuidacoches cuando pretendía estacionar su auto en el centro de Rosario. La edila de Cambiemos Agustina Bouza contó que el domingo, cuando quiso dejar su vehículo en una cuadra de Pichincha le exigieron 40 pesos de manera anticipada y, como se negó, le impedían aparcar. Además, la referente macrista advirtió que intentó comunicarse con la Guardia Urbana Municipal (GUM) y ningún agente la atendió, una situación calcada a la que contó su colega de bancada, Renata Ghilotti, días atrás.

El PRO aprovechó estos casos para insistir con la necesidad de prohibir la actividad de cuidacoches en zonas muy concurridas de la ciudad. Y utilizó el escenario para cuestionar el accionar de la GUM ante estos casos.

La titular de esa repartición, Fabina Bergia, aclaró que ante casos de extorsión "no hay competencia en el cuerpo de inspectores municipales, sino en la policía" y remarcó que los agentes a su cargo realizan "numerosas tareas preventivas para evitar conflictos y potenciar la convivencia" (ver aparte).

Bouza contó por La Ocho la situación vivida el domingo pasado. "Fui a tomar algo con mi pareja, alrededor de las 8 de la noche, y quise estacionar el auto en Alvear y Jujuy. Ahí un cuidacoche nos pidió 40 pesos y nos dijo que cobraba por adelantado".

"Mi pareja —continuó— iba a pagarle para no tener conflicto. Pero yo me negué, le dije que le iba a pagar a voluntad y al regresar. Esta persona lo rechazó y nos exigió que retiráramos el auto si no aceptábamos sus exigencias: También dijo que lo dejáramos en un estacionamiento".

Luego la concejala del PRO apuntó que intentó comunicarse "varias veces con la GUM porque además esta persona estaba borracha y nos amenazaba enojada".

Bouza resaltó: "La GUM no nos atendió, como le pasa a muchos rosarinos a diario. Al tener una voz más fuerte para expresarme y hacerlo por redes sociales, quizás logré que esto se pueda visibilizar más, pero lo ideal sería que no le suceda a nadie".

Según la concejala macrista, "así no se puede vivir más, es indispensable que recuperemos el espacio público que está tomado por estas bandas. Hay que distinguir entre quienes tienen una tarifa y extorsionan y los que lo hacen como actividad para conseguir recursos y cobran a voluntad, a ellos hay que cuidarlos".

En ese sentido insistió con el proyecto presentado "en marzo de 2014 por (el edil) Roy López Molina para prohibir la actividad en zonas muy concurridas como La Fluvial, Pichincha y los estadios de fútbol donde la tarifa aumenta notablemente".

La edila de Cambiemos fue más allá y apuntó que "mucha gente termina pagando a los cuidacoches extorsivos para estar tranquila y que no le hagan nada al auto. Y esto está potenciado si la conductora es mujer. Esto le pasa a diario a miles de rosarinos".

La denuncia de Bouza fue muy similar a la planteada hace quince días por la edila Ghilotti, en ese caso sobre la zona de La Fluvial. Por esa razón, Ghilotti presentó un pedido de informes en el Concejo sobre el funcionamiento del sistema de atención telefónica de la GUM y exigió que se remita información sobre el personal a cargo, cantidad de llamados y actuaciones.

"La falta de respuesta de la GUM no es algo nuevo, es un reclamo que a diario nos hacen los vecinos que lamentablemente en las últimas semanas recrudeció y es por que exigimos conocer los motivos por los cuales no atienden los teléfonos", manifestó Ghilotti.

Luego agregó: "Esto es inadmisible, el objeto de la GUM es cuidarnos y dar una respuesta inmediata para el ordenamiento de la ciudad. Si no atienden los reclamos de los vecinos, ¿para que están?".

El proyecto presentado por Ghilotti solicita al Ejecutivo que remita información sobre la cantidad de llamados recibidos, líneas rotativas en funcionamiento, detalles del personal a cargo, turnos, seguimientos del reclamo y cantidad de actas labradas en virtud de las denuncias telefónicas.

A mediados de 2017 y ante la imposibilidad de comunicarse que habían manifestado algunos rosarinos con el 0800-444-0909, la GUM puso a disposición un número alternativo (480-4147). Pero "igual tiene problemas", dijo la edila

"El hecho de que los vecinos no puedan comunicarse con el organismo de control municipal más importante desnuda una falencia inadmisible por parte de la Municipalidad. Los teléfonos de la GUM no están sólo para recibir denuncias y reclamos, también para pedidos de asistencia que revisten gravedad", finalizó.

"La GUM no tiene competencia ante casos de extorsión"

La directora de la Guardia Urbana Municipal (GUM), Fabiana Bergia salió al cruce de los cuestionamientos de la oposición en el Concejo sobre el accionar de la repartición a su cargo ante casos de extorsión a manos de cuidacoches.

"La GUM, como cuerpo de agentes municipales no tiene competencia ante casos de extorsión. No se trata ya de una contravención sino de un delito que requiere la intervención de la policía y de la Fiscalía", aclaró la funcionaria.

Bergia remarcó que los agentes de la Guardia Urbana Municipal "realizan a diario numerosos operativos preventivos para potenciar la convivencia en el espacio público y así evitar que los cuidacoches cometan los delitos que se denuncian".

Al respecto mencionó que se efectúan intervenciones "que se hacen con frecuencia en la zona de La Fluvial, Pichincha y áreas concurridas donde se busca evitar estas prácticas ya sea a pedido de los vecinos o bien de manera rutinaria en las planificaciones de la GUM".

"Pedimos identificaciones para, en caso de ser requeridas por el Ministerio Público de la Acusación, facilitar el esclarecimiento de los casos".

La directora de la dependencia opinó que "la prohibición que se propone desde la oposición en todo caso la deberá aprobar el Concejo. Como repartición encargada de fiscalizar el cumplimiento de las normas, la vemos compleja ya que sin otorgar una alternativa a aquellos que se dedican a esta actividad por necesidades económicas y sociales vemos difícil que prospere".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});