La Ciudad

Cruce entre la provincia y Amsafé por la vuelta a la presencialidad

Si bien el gremio avisó que los maestros no irán a las aulas, el gobierno insiste con que la decisión está establecida en el calendario escolar.

Sábado 28 de Noviembre de 2020

La Asociación del Magisterio de Santa Fe (Amsafé) rechazó ayer el regreso a las actividades presenciales, previstas por el Ministerio de Educación para la semana próxima. Sin embargo, desde el Ministerio de Educación indicaron que eso ya está decidido, enmarcado en el calendario escolar y “hay docentes que quieren volver”.

El gremio de los maestros de las escuelas públicas aseguró que la decisión del gobierno santafesino fue “unilateral” y que no están dadas las condiciones para retornar a las aulas. “Se tomó la decisión de producir los encuentros con pequeños grupos en el marco de los protocolos. Está establecido en el calendario escolar”, respondió a La Capital el secretario de Educación provincial, Víctor Debloc.

"Estimamos que es necesario ya que hay un razonamiento social, de la sociedad santafesina, que está solicitando algún tipo de presencialidad que no es para dictar clases, sino para producir los encuentros sociales y la entrega de materiales”, añadió antes decir que “hay docentes que quieren volver”.

Según la resolución establecida en el plenario de delegados, los docentes nucleados en Amsafé sostuvieron que “no están dadas las condiciones epidemiológicas ni sanitarias” para el retorno a las aulas, al argumentar que aún persiste la circulación comunitaria de coronavirus. A través de un comunicado, también cuestionaron que las definiciones “fueron tomadas de manera unilateral por parte del gobierno provincial, desconociendo los acuerdos paritarios nacionales que hablan de instar al diálogo permanente y la negociación colectiva”.

>>Leer más: Cómo será el regreso de los chicos a las aulas la semana que viene

“Desde el inicio del aislamiento preventivo las y los trabajadores de la educación sostuvimos el vínculo con los y las alumnas y la comunidad, buscando distintas estrategias, con la sobrecarga laboral que ello implica. También estuvimos de manera presencial en los comedores, copa de leche y acercando materiales impresos, entre otras cosas”, agregaron, además de destacar que a partir de esa situación “tan compleja”, se puso en valor el rol del docente de la escuela pública, que “jamás cerró porque llevó alimento y contención y siguió enseñando. Un docente siempre presente, por convicción y compromiso”.

Entre los puntos salientes de la resolución de Amsafé en la que se determinó el quite de crédito laboral, que consiste en no realizar actividades presenciales, enumeraron: “El derecho a la educación se garantiza comenzado por cuidar la salud y la vida de los y las que enseñan y aprenden; no están dadas las condiciones epidemiológicas y sanitarias ya que sigue habiendo circulación comunitaria de Covid-19 y no fueron analizadas las situaciones de las localidades”.

“No están garantizadas las condiciones básicas de infraestructura escolar, 12 puntos de acuerdo paritario del año 2011, con adaptación a la situación de pandemia, para el cumplimiento de las normas generales que evitan el contagio de coronavirus; no está garantizado el transporte ni las licencias con reemplazantes para los trabajadores pertenecientes a los grupos de riesgo o con niños y niñas a cargo, y las definiciones fueron tomadas de manera unilateral por parte del gobierno provincial, desconociendo los acuerdos paritarios nacionales que hablan de instar al diálogo permanente y la negociación colectiva”, añadieron.

>>Leer más: Amsafé se opone al regreso de los chicos a las escuelas, pero Sadop no

Por su parte, manifestaron que “el Ministerio de Educación define un retorno a la presencialidad sin proveer de los elementos mínimos de higiene y seguridad” y que “aún se adeudan las partidas de comedor, copa de leche y gastos de funcionamiento de los meses de octubre y noviembre”.

Es por todo ello que desde el gremio piden continuar con las actividades a distancia, la atención en comedores y las copas de leche.

Como último punto, exigieron “la urgente convocatoria a paritaria docente para discutir salario y condiciones de trabajo”.

La seccional Rosario vota para ir al paro el martes

Al margen de lo dispuesto por Amsafé provincial, la seccional Rosario del gremio inició un proceso de votación este viernes, que culminará el lunes, para determinar si, además del rechazo a la presencialidad que ya fue expresado, le suman un paro por 24 horas en la ciudad. Esto significa que con presencialidad o no, los docentes nucleados en ese sindicato no darían clases de ninguna manera.

Tras el plenario de delegados de Amsafé Rosario, indicaron: “Las resoluciones principales fueron las de rechazar la presencialidad, entendiendo que de ninguna manera se cumplen las condiciones establecidas por el propio Consejo Federal de Educación y proponer un paro de 24 horas para el día martes 1° de diciembre, el cual debe ser votado por lxs compañerxs del departamento”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario