La ciudad

Cristina pasó fugazmente por Rosario y cruzó a Binner por la coparticipación

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner estuvo por primera vez en nuestra ciudad y en pleno acto de entrega de 800 viviendas en villa La Lata le mostró los números de la coparticipación al gobernador Hermes Binner y dijo que el aporte a Santa Fe es record. Del acto participaron alrededor de 500 personas y fueron notables los vacíos en las filas que esperaban a los dirigentes del justicialismo local, sólo Agustín Rossi estuvo presente. En tanto, desde el gobierno provincial ya le contestaron a Cristina, dijeron que habló de números del 2008 y que la "deuda existe".

Miércoles 25 de Febrero de 2009

Rosario.- La presidenta Cristina Fernández de Kirchner estuvo por primera vez en nuestra ciudad y en pleno acto de entrega de 800 viviendas en villa La Lata le mostró los números de la coparticipación al gobernador Hermes Binner y dijo que el aporte a Santa Fe es record. Del acto participaron alrededor de 500 personas y fueron notables los vacíos en las filas que esperaban a los dirigentes del justicialismo local, sólo Agustín Rossi estuvo presente. En tanto, desde el gobierno provincial ya le contestaron a Cristina, dijeron que habló de números del 2008 y que la "deuda existe".

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner arribó al aeropuerto “Islas Malvinas" de Fisherton a las 11.50, se trasladó en helicóptero hasta el helipuerto de Prefectura y en combi hacia el Parque España dónde recorrió las obras de reparación de los muelles, poco después de las 12.20 llegó al escenario montado en la esquina de Corrientes y Amenábar. A las 15 partió nuevamente hacia Capital Federal.

La mandataria nacional llegó a bordo del avión Tango 10, acompañada por los ministros del Interior, Florencio Randazzo, y de Planificación Federal, Julio De Vido y a la comitiva se sumaron, entre otras autoridades, el gobernador Hermes Binner y el intendente de Rosario Miguel Lifschtiz, quienes la precedieron en el uso de la palabra a la presidenta en el escenario oficial, luego de la entrega de títulos de propiedad a los vecinos.

El acto. La interna del justicialismo local sobrevoló la estadía de Cristina en Rosario, sólo Agustín Rossi se hizo visible y algunos otros dirigentes de la ciudad. si bien la presidenta no nombró directamente a Carlos Reutemann y Jorge Obeid si dijo que en todos los partidos "hay dirigentes que traicionan".

El acto estuvo colmado por unos 500 militantes de organizaciones sociales kirchneristas que aclamaron a la presidenta y que aguardaron el saludo de Cristina tras su discurso. Tal vez ese fue el único momento de tensión ya que cuando la mandataria se acercó a la gente, la prensa intentó tomar declaraciones mientras los agentes de seguridad arrojaban sillas para abrirle camino. Los incidentes no pasaron más que de empujones y discusiones y finalmente Cristina firmó autógrafos, se sacó fotos y saludó a la gente que la aguardaba.

Una de las marcas del acto fue la escasa afluencia de representantes del justicialismo local, las últimas 12 filas permanecieron vacías y reservadas para los dirigentes que nunca llegaron. Sólo Agustín Rossi fue la cara visible del Frente para la Victoria que acompañó a Cristina en Rosario.

Coparticipación. Cristina no dejó pasar la oportunidad de remarcar el nivel de fondos de coparticipación que gira la Nación a la provincia y, frente a la mirada atenta del gobernador Hermes Binner que viene reclamando sobre esta cuestión, sostuvo que “el año pasado se llegó al récord de 4.600 millones de pesos”.

Recordó que en el 2002, los envíos de coparticipación “no  superaban los 800 millones de pesos” y remarcó que en el 2008 sumados a otras transferencias automáticas “que no dependen del humor de la presidenta, llegamos a 6.100 millones, más de la mitad del presupuesto del año pasado de la provincia”.

En el acto en Amenabar y Corrientes Cristina participó de la entrega simbólica de 800 escrituras de viviendas pertenecientes al Plan Rosario Habitat,a demás recorrió las obras de reconstrucción del muelle del  Parque España que es financiada por la Nación.

Reutemann y Obeid. Sin nombrarlos, Cristina también hizo referencia a los líderes políticos del justicialismo santafesino que esta semana abandonaron los bloques del Frente para la Victoria en el Congreso de la Nación.

La presidenta sostuvo que “nos pasó a todos, de un partido y de otro, que traicionaron nuestros ideales y propuestas (porque)  cuando llegaron al gobierno hicieron lo contrario” y destacó su “convicción y coherencia” que la llevó cuando era legisladora “a  disentir” con su propio partido porque la política que “se llevaba a cabo era de hambre, de miseria y de entrega”.

“Con nuestros errores y aciertos, me enorgullezco de pertenecer a un proyecto político que tomó la conducción de este país en el 2003 y que jamás mandó al Congreso  una ley para sacarle un derecho o una garantía a cualquier ciudadano argentino”.

El modelo. Fernández de Kirchner volvió a defender el actual modelo económico y social y subrayó: “Nunca creí en las sociedades duales en  los que un puñado de personas posee todos los beneficios; creo profundamente en la redistribución del ingreso”.

“Necesitamos hoy más que nunca estar unidos con la convicción  de este modelo que no es de un partido o de un sector social,  porque es de todos los argentinos y para todos los argentinos”,  agregó.

La jefa de Estado dijo que había que “sostener el mercado  interno para hacer frente al vendaval” de la crisis económica  internacional y sostuvo que las medidas que está adoptando su gobierno en  ese sentido “son para parar las macanas que hicieron los de afuera”.

Respuesta del gobierno porvincial. En tanto esta tarde y tras los dichos de Cristina, la subsecretaria de Ingresos Públicos de la provincia de Santa Fe, Teresa Beren, salió a ratificar que acudirán a la Corte Suprema por la deuda que la Nación mantiene con la provincia. “No pongo en duda la cifra que dio la presidenta, pero no se trata de un número sino de un concepto: es decir si las provincias reciben lo que la ley dispone que tienen que recibir en concepto de coparticipación”, dijo.

Además Beren remarcó que Cristina “informó sobre datos de transferencia del año 2008 y que de ninguna manera desmiento”, pero lo diferenció del reclamo legítimo que ratifica la provincia y surge de la “pérdida de autonomía fiscal a través del tiempo, que nos lleva a afirmar que la Nación está en deuda con la provincia”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS