La ciudad

Cristina: "Para ser solidarios con los pobres hay que tocar intereses poderosos"

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner presidió el acto central por el Día de la Bandera. En su alocución marcó un contrapunto con el intendente Miguel Lifschitz, quien había pedido "solidaridad para con los más pobres" y para evitar que "los recursos se vayan en corrupción". En un encendido discurso, la mandataria pidió por un país "de políticos que se juegen junto al pueblo como lo hacía Belgrano".

Domingo 20 de Junio de 2010

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner se mostró emocionada de participar en los actos por el Día de la Bandera en Rosario. "No podía estar ausente en este 20 de junio del Bicentenario", señaló al inicio de su discurso.

La presidenta arribó a las 10:58 a Rosario. Tras inaugurar obras en el Parque España, encabeza los actos centrales por el 20 de junio. Al desfile le seguirán recitales, exposiciones, ferias, galas de circo y coloridos shows.

En su discurso en el acto central, la mandataria se refirió a las palabras pronunciadas por el intendente Miguel Lifschitz, quien más temprano había pedido "solidaridad para con los más pobres" y "para evitar que los recursos de la gente se vayan en la corrupción".

"Hay que tocar intereses poderosos para poder ejercer la solidaridad con los pobres, y tomar decisiones que por ahí molestan a los que más tienen, porque  si no la solidaridad es solo un ejercicio retórico", señaló Cristina, marcando un directo contrapunto con el intendente rosarino.

Flanqueada por miembros del gabinete nacional, pidió aunar esfuerzos para seguir trabajando para sostener "este modelo, en el que muy pocos creían al principio", y que ante la crisis internacional la salida la "hemos hecho nosotros, los argentinos, sin recetas de afuera".

La presidenta afirmó además que pretende “una Argentina de políticos, de legisladores, que se juegen junto al pueblo, como lo hacía Belgrano”.

En un encendido discurso, la presidenta señaló: "tengan la certeza de que soy inquebrantable en mis convicciones, jamás voy a traicionar lo que pienso, que es en definitiva la defensa irrestricta de los intereses del pueblo y la nación".

Tras el arribo al Aeropuerto Internacional Rosario, la primera mandataria se dirigió hacia el helipuerto de Prefectura, ubicado al norte del palco emplazado frente al Monumento a la Bandera. Luego, las autoridades fueron en vehículos oficiales hasta los muelles del parque de España, en el sector del Centro de la Juventud, donde cortaron las cintas de las obras de remodelación integral realizadas tras los derrumbes parciales de 2005 y financiadas por el gobierno nacional.

La presidenta viajó en el avión Tango 01 acompañada por el jefe de Gabinete Aníbal Fernández y los ministros de Planificación Julio de Vido, de Industria y Turismo Débora Giorgi, de Educación Alberto Sileoni, de Salud Juan Manzur, de Trabajo Carlos Tomada, de Justicia Julio Alak, de Ciencia y Tecnología Lino Barañao, entre otras autoridades.

Después de una breve recorrida por el lugar, los funcionarios se dirigieron hasta el palco. El acto comenzó pasadas las 11.30 con el saludo a la Agrupación 20 de Junio, la entonación del Himno Nacional Argentino y la invocación religiosa a cargo de monseñor José Luis Mollaghan, arzobispo de Rosario.

Más tarde llegó el turno de la Orquesta de Niños del Barrio Ludueña, una de las muchas "sorpresas" que estaban previstas en la ceremonia. Los niños interpretaron la canción "Saludo a la Bandera", mientras cuatro personas colgadas de arneses descendían desde lo alto del Monumento desplegando una enorme enseña patria. Tras la interpretación de los chicos, el Parque a la Bandera se vistió de celeste y blanco con una suelta de globos y papelitos, que le dieron color a la fiesta.

Con impronta de fiesta social y popular, y en sintonía con el Bicentenario de la Revolución de Mayo, la presidenta encabezó en Rosario, por primera vez desde su llegada a la Casa Rosada, el acto del Día de la Bandera. Antes del desfile cívico-militar, la jefa del Estado inauguró la reconstrucción de los muelles del parque de España, proyectada por el municipio y financiada por la Nación.

A la ceremonia también asistieron el gobernador Hermes Binner y el intendente Miguel Lifschitz. El desembarco de Cristina y su gabinete viene precedido por el despliegue de un inédito operativo en el Parque Nacional a la Bandera, que incluye despachos móviles y carpas para agilizar trámites diversos —entre otras iniciativas—, que apunta a potenciar el crecimiento que acaba de experimentar la imagen de su gobierno y a pisar firme en un territorio con escasa adhesión política. Además, desde Balcarce 50 destacaron a LaCapital el aporte financiero a la Municipalidad para la ceremonia.

También pronunciaron sus mensajes el intendente, el gobernador y la presidente, y juraron fidelidad a la bandera los cadetes del Liceo Aeronáutico Militar y del Instituto de Seguridad de la Provincia de Santa Fe, entre otras agrupaciones.

Luego comenzará el desfile, que incluirá el paso de centros tradicionalistas y de Alta en el Cielo, la bandera más larga del mundo que nació en Rosario, en manos de ciudadanos y visitantes.

Como programación especial por el Bicentenario, habrá espectáculos en cuatro escenarios ubicados sobre la costa. En rigor, la fiesta rosarina arrancó ayer y continuará mañana, feriado nacional. Así, los rosarinos disfrutan de tres días a pleno celeste y blanco.

Solemne

Por primera vez desde que se sancionó la ley orgánica de municipios y en el año del Bicentenario, en Santa Fe se realizarán actos cívicos para solemnizar el 20 de junio. Con la aprobación de ley 13.075 se equipara la celebración con las fechas patrias del 25 de Mayo y del 9 de Julio. La iniciativa había sido impulsada por el diputado Raúl Lamberto.
 

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS