La ciudad

Cristina Fernández hizo un fuerte llamado a la unidad contra los fondos buitre

La mandataria nacional tendió puentes hacia la oposición “nacional y popular” contra la embestida especulativa que apuesta, aseguró, a “humillar y denigrar la soberanía”. 

Domingo 21 de Junio de 2015

Cristina Fernández de Kirchner hizo ayer en Rosario un fuerte llamado a la unidad contra los fondos buitre. Tendió puentes hacia la oposición “nacional y popular” contra la embestida especulativa que apuesta, aseguró, a “humillar y denigrar la soberanía”. La presidenta no dio señales de su futuro político e instó a los candidatos a sucederla a “debatir proyectos para incluir a los que falta incluir”. El gobernador Antonio Bonfatti llamó al macrismo a reconocer el resultado de los comicios provinciales de la semana pasada. La intendenta Mónica Fein bregó por “expulsar la violencia, el dolor y la injusticia” de la sociedad.

Bajo un sol potente que logró mitigar el frío y el viento, una multitud se acercó hasta el entorno del Monumento para celebrar el Día de la Bandera. Era un acto con dos particularidades que generaban, en la previa, más interés que años anteriores: el último Día de la Bandera con Cristina al frente del Ejecutivo y a sólo horas del cierre de listas para las elecciones nacionales.

“Siempre me han hecho sentir muy bien aquí. Siempre sentí el cariño y el afecto. Desde el lugar que esté, siempre estaré junto a ustedes en todos los momentos, en los difíciles más todavía”, planteó la presidenta, emocionada, al final de su discurso.

Entre la multitud que copó el parque a la Bandera, la militancia kirchnerista fue mayoría en los lugares clave. En especial los seguidores de La Cámpora, con sus pecheras identificatorias fueron los más visibles y efusivos en su “aguante”.

Al igual que el año pasado, el escenario se montó de espaldas al Paraná. Cada orador tuvo entonces su foto con el río como escenografía. En el escenario hubo una pequeña mesa donde se sentaron la presidenta, el gobernador, la intendenta, el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández y el secretario general de la Presidencia, Eduardo De Pedro.

Arriba, en el escenario, hubo varias filas de sillas. El gabinete nacional en pleno, el vicepresidente Amado Boudou y los referentes de los gobiernos provinciales y municipales se sentaron mirando al público.

Abajo, otra larga hilera de sillas con invitados especiales, funcionarios de segunda línea y de otros poderes. Un corralito para la prensa. Mucha militancia y decenas de familias embanderadas.

El acto comenzó una hora después de lo anunciado. Tras el himno, la primera en hablar fue la intendenta.

Precedida por una tibia silbatina, Fein leyó su discurso y señaló: "Estamos aquí, bajo nuestra enseña patria, para comprometernos a trabajar juntos, codo a codo, a fin de expulsar la violencia, el dolor y la injusticia de nuestras comunidades, esforzándonos para que cada día haya más equidad y más dignidad para todos".

La silbatina de la militancia K que acompañó las palabras de Bonfatti fue más potente. Para incomodarlo hasta le corearon el apellido del candidato a gobernador del PJ, Omar Perotti, en cada intervención.

El gobernador también ponderó la figura y el legado de Belgrano y disparó un mensaje relacionado con los comicios de la semana pasada en Santa Fe. "La contienda electoral cuando finaliza arroja legítimos ganadores y perdedores cuya obligación es reconocer los designios de la soberanía popular, sean por amplio margen o por mínima diferencia", afirmó.

Cuando Cristina se paró frente al atril, sólo se escuchó su voz. La centralidad que ocupa en el escenario político se replicó a cada rincón del parque a la Bandera.

Reivindicó la figura de Belgrano pero se manifestó a favor de que "a los héroes de la patria no se los recuerde el día de su muerte sino el de sus batallas".

Recordó que hace un año se había conocido "aquella sentencia de un juez (Tomas Griesa) que no quería que le pagáramos a los acreedores sino humillar y denigrar nuestra soberanía".

En ese marco le pidió a "los partidos de raigambre nacional, popular y democrática, con quienes podemos tener matices y prejuicios, (unidad) frente al ataque que sufre el país de parte de los fondos buitre".

Luego planteó que llegó la hora, "que se debatan proyectos de país para incluir a los que falta incluir y profundizar el desarrollo". Y cerró: "La historia no se escribe en un noticiero o en un diario, se escribe en el seno del pueblo, en cada barrio, en cada villa donde haya un pobre para ayudarlo y que pueda caminar".

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS