La ciudad

Cristina: "¿A quién se le ocurrió firmar el acuerdo con el FMI un 20 de junio?"

La ex presidenta se preguntó si fue "a propósito" la fecha elegida para rubricar el pacto con el Fondo. Críticas a Macri por Moyano.

Viernes 21 de Junio de 2019

Cristina Kirchner cuestionó ayer al gobierno por haber firmado el acuerdo con el FMI en la misma fecha que se celebra el Día de la Bandera. Al mismo tiempo, y sin mencionarlo, criticó al presidente Mauricio Macri por haber acusado de "mafioso" al dirigente gremial Hugo Moyano en una escuela de Rosario "rodeado de chiquitos" y defendió el uso de las cadenas nacionales que realizó durante todo su gestión al señalar que es un "método legítimo de comunicación".

"¿A quién se le ocurre firmar un 20 de junio?, ¿lo hicieron a propósito?", inquirió la ex presidenta, en relación al acuerdo de más de 50 mil millones de dólares que rubricó el gobierno con el Fondo Monetario, hace exactamente un año.

Cristina volvió a Rosario después de cuatro años, ya como ex presidenta, actual senadora y candidata a vice de Alberto Fernández en la fórmula del Frente de Todos. Y lo hizo para presentar su libro "Sinceramente" (editado por Sudamericana) en el salón Metropolitano, con un marco emotivo que mezcló en el auditorio dirigentes políticos, escritores, empresarios y militantes enfervorizados. Cristina,antes de subir al escenario, fue recibida por Alejandra Rodenas (vicegobernadora electa), Agustín Rossi y la madre de Plaza de Mayo, Otilia Acuña, con 99 años.

Fue, más que la presentación del libro, un acto político. La potencia de la imagen de Cristina supera cualquier lectura intimista, como la que pretendió realizar junto al escritor Marcelo Figueras, quien ofició, con sus preguntas, como el disparador para abordar un amplio abanico de temas que la ex presidenta trata en "Sinceramente".

Como sucedió en la Feria del Libro en Buenos Aires, y días atrás en Santiago del Estero, lo de ayer fue además un reencuentro de la ex presidenta con sus seguidores más fieles, que escucharon con silencio y devoción en las afueras del Metropolitano lo que su líder comentaba adentro. Todo con un dispositivo de cámaras y pantallas gigantes muy bien montado (ver página 8).

Cristina inició su coloquio con una referencia pensada. Recordó que la última vez que vino a Rosario fue un 20 de junio de 2015 para presidir el acto en el Monumento. Mencionó que en aquella oportunidad había clima festivo, con desfiles y la "bandera más larga del mundo". El contraste que quiso marcar con el presente fue obvio, con actos reducidos y vallados desde que Mauricio Macri decide los destinos de Argentina.

Esta referencia gatilló una ironía festejada. "El 20 de junio de 2015 estábamos endeudados a la mínima expresión con los fondos buitre y dijeron que si se les pagaba iban a venir las inversiones, y lo único que llegó fue el FMI a la Argentina. Además, ¿a quién se le ocurrió firmar con el FMI un 20 de junio? ¿Lo hicieron a propósito, firmar un préstamo de 57 mil millones de dólares, un día que evocamos a la Bandera y a Belgrano? ¿No podrían haberlo hecho el 19 ó el 21? O tal vez entienden la patria de otra manera. Hoy encontrarnos una Argentina, una Santa Fe, una Rosario con infinitas dificultades, más graves y más profundas que en ese momento. No sólo no resolvieron ninguno de los problemas sino que los potenciaron a cifras exponenciales, y reaparecieron nuevamente la desocupación y el endeudamiento".

Otro pasaje de su exposición que ancló con el presente fue cuando Figueras le hizo mención por "la lógica del odio" que impera en muchos sectores.

Ahí Cristina se refirió al discurso que hizo Macri ayer en Rosario, en el Club Ciclón, donde atacó en duros términos a Moyano. "Hoy mismo acá, en Rosario, no había otro tema para tratar, una persona que insultar o agraviar. ¿Era necesario hacerlo en un colegio rodeado de chiquitos?", se preguntó la ex mandataria, antes de agregar: "Insultó a un gremialista que, por otra parte, estaba con él el 17 de octubre de 2015 cuando inauguraron un busto de Perón. Es la misma persona, el mismo gremialista. Es público que hemos tenido nuestras diferencias, pero además de tener mal gusto, es desmemoriado. Se podría haber acordado de que estaban juntos".

La ex presidenta defendió el uso de la cadena nacional durante todo su gobierno. Dijo que era un método legítimo de comunicación. "No me arrepiento de eso", remarcó, ya que lo justificó en el hecho de que los grandes medios nacionales, además de atacarla con cualquier argumento, tampoco reseñaban las obras de su gobierno.

En este capítulo, dijo que se sintió muchas veces maltrata por el poder al que se enfrentaba. Y dedicó una ironía destinada a María Eugenia Vidal, a quien aludió como "hada virginal", por la condescendencia que tienen los periodistas hacia la gobernadora de Buenos Aires.

"Si yo hubiera hecho lo que querían los poderosos, hubiese sido tratada de otra manera. Pero si defendés al pueblo, te matan".

Sobre el final, cuando Cristina versaba sobre las cosas que hay que hacer para reconstruir el país y la lógica de unidad que debe imperar en los sectores populares, en la pantalla del Metropolitano pasaron un imagen de la multitud en el Parque Scalabrini Ortíz. Entonces Cristina paró de hablar y cerró: "Ya está, ustedes terminaron el acto. Vamos Rosario, vamos Santa Fe".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario