La ciudad

Crecieron un 30% las lesiones graves por mordeduras que llegan al Antirrábico

El Instituto funciona en el Hospital Carrasco, donde se atienden anualmente unos 1.500 pacientes atacados por perros.

Viernes 09 de Octubre de 2015

El Instituto Antirrábico, que funciona en el Hospital Carrasco atiende 1.500 casos anuales de pacientes que sufrieron mordeduras de perros. El dato, que se sostiene año tras año, contiene un agravante: en los últimos 4 años los casos de dentelladas con lesiones graves aumentaron un 30 por ciento.
  El debate en torno a la peligrosidad de mascotas de gran porte y el proyecto de prohibición para su compra, reproducción y venta que propuso el Instituto Municipal de Salud Animal (Imusa) sigue vigente.
  La discusión pública se produjo tras el último ataque brutal contra una mujer de 48 años, que fue mordida por su propia mascota (un pitbull) en Laferrere al 4700.
  Ayer, el subdirector del Hospital de Emergencias Clemente Alvarez (Heca), Ariel Talarn, indicó que la paciente continuaba con respirador artificial, sedada y dormida “y todavía el pronóstico es reservado hasta que salga de terapia intensiva”.
  La víctima había sido atacada mientras dormía y sufrió fractura de cráneo, pérdida de masa encefálica y serias heridas en rostro y manos.

Prohibición. Horas después del trágico incidente,la titular del Imusa Diana Bonifacio reveló que propuso al oficialismo en el Concejo Municipal se evalúe aplicar la prohibición al menos por 5 años  de 16 razas de gran porte.
  
En alza. Las consecuencias de las mordeduras repercuten en el Antirrábico y en otros centros asistenciales, como el Hospital Centenario que recibe 15 casos mensuales o el Hospital de Niños Vilela, que atiende 250 niños mordidos al año.
  En el Instituto, que funciona en la sala 19 del Carrasco, se asistieron 1.514 pacientes atacados por canes durante 2011. Al año siguiente, fueron 1.376, en 2013 se curaron 1.483 personas y para 2014 el número subió a 1.515. En lo que va de 2015 la cifra ya ronda los mil.
  Algunos de los pacientes ingresan por la guardia del Carrasco y luego casi en general se derivan al Antirrábico. En este sector se asistieron en 2015 a más de 400 pacientes.
  El Instituto es centro de referencia de todo Rosario y el sur provincial y responde al programa provincial de zoonosis. Es el organismo encargado de aplicar las vacunas antirrábicas que provee Nación.
  A cargo del Antirrábico, desde 1994 se encuentra Juan Carlos Terrazzino, un referente de esta problemática. “Todo gira en torno a la tenencia responsable de los animales. Ocurre que mucha gente por razones de seguridad se compra un perro. Y piensa que es un arma, pero hay que educarlo, alimentarlo tener conocimiento y ahí suceden los errores”, indicó el profesional para agregar: “Se presentan los accidentes domésticos y en la vía pública porque no saben cómo tenerlos”.
  Terrazzino atribuyó al desconocimiento de sus dueños lo que los transforma a determinadas razas en potencialmente peligrosas.
  Cuando se lo consultó sobre un incremento en los ataques de ejemplares de gran porte, el titular del Antirrábico estimó que “en los ultimos 4 años las mordeduras aumentaron un 30 por ciento con lesiones graves”.
  Y siguió: “Los casos que estamos viendo son realmente mucho más graves que antes, con heridas muy importantes y muy invalidantes”. E insistió: “Se debe tener una tenencia responsable de los perros”.

Al voleo. Otro factor que engrosa la lista son las mordeduras son las situaciones en la calle originadas por perros sin dueño. “Me canso de ver gente que sale a correr en los parques y viene mordido”, agregó.
  En el caso de los niños, las lesiones son mayoritariamente en la cabeza, cara y cuero cabelludo mientras que en los adultos se dan en las “extremidades inferiores y superiores”, sostuvo el especialista.
  “A ello hay que sumarle que, si a una persona ya mayor el animal la tira al piso, las víctimas pueden quedar con secuelas e incapacidad y un tiempo importante de recuperación”, apuntó el infectólogo.
  En forma coordinada con el Antirrábico y, según las primeras evaluaciones, toma intervención un equipo de cirujanos reparadores y plásticos para curar y recuperar al paciente.

Va a juicio por haber matado a un animal

La Justicia local aceptó como querellante a la Asociación Civil Protectora Rosario en el caso de la matanza cruel de un perro comunitario que había sido adoptado por vecinos de barrio Matheu.
  Se trata de un caso inédito en donde se hace lugar a esta petición. En enero pasado “Guazuncho” (así se denominaba al perro comunitario) fue estaqueado con un fierro por parte de un habitante de Matheu (en la zona de Doctor Riva y Mitre). El hombre habría esgrimido que su brutal agresión fue a raíz de las reiteradas peleas de este animal con sus mascotas.
  El desenlace fue macabro. Juan B. emboscó a “Guazuncho”, lo hizo llegar hasta su domicilio y allí le dio fin a su vida.
    Frente a ello, la Asociación Civil Protectora Rosario solicitó ser querellante en la causa, petición que fue aceptada.
  El Ministerio Público de la Acusación le propuso al agresor transitar una probation para pagar su pena, pero el hombre se negó.
  La causa llegó a juicio y el juez Juan Carlos Vienna avaló que Protectora Rosario se constituya como querellante en la causa.
  La entidad pedirá que se analice el comportamiento de este hombre con sus propios perros.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS