La ciudad

Crece sin pausa la demanda de pacientes en la salud pública

Se duplicó el número de pacientes en los centros de atención primaria y los fondos invertidos.

Sábado 23 de Marzo de 2019

Rosario volvió a tener el índice de desempleo más alto del país con una tasa del 12,8 por ciento, un dato que Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) hizo público en las últimas horas. Al ritmo de la pérdida del empleo y, por ende de la obra social, la red de salud pública de la ciudad incrementa el número de pacientes que recibe en los centros de atención primaria y los fondos invertidos en la demanda de medicamentos se duplicaron. Fundamentalmente, los fármacos necesarios para los tratamientos de enfermedades crónicas, pero también "los analgésicos que antes la familia iba a comprar a la farmacia", indicó el secretario de Salud, Leonardo Caruana.

El último dato que dio a conocer la repartición mostró que mientras la Confederación Farmacéutica Argentina (Cofa) alerta sobre la caída de las ventas en farmacias, el municipio duplicó entre diciembre de 2017 y diciembre pasado la inversión en remedios.

Un aumento de la demanda que, en materia de costos, se multiplica en un escenario de inflación donde las drogas y descartables sufrieron sensibles aumentos.

El engrosamiento de las historias clínicas en los centros de salud se viene dando ya desde 2017 y los registros llevados adelante por la Municipalidad mostraron que en el período que va de octubre de ese año a septiembre de 2018 se habían sumado 40 mil nuevos pacientes en atención primaria.

Es más, el recuento que se hizo en dos semestres mostró que de las 22 mil personas que se habían incorporado al sistema en el segundo tramo de 2018, el 70 obedece la pérdida del empleo.

Más remedios y más caros

Ese incremento de la demanda en los efectores tiene su correlato en la entrega de medicamentos, un ítem en el que el desembolso hecho por la Secretaría de Salud en diciembre de 2018 duplica al que había realizado el año anterior en el mismo mes, marcado por la escalada inflacionaria, ya que en el volumen de remedios entregados gratuitamente el crecimiento fue del 10 por ciento, pero el encarecimiento fue alto.

Así, mientras a fines de 2017 se gastaron 8 millones de pesos, en diciembre pasado el número trepó a 15 millones, de acuerdo al detalle que ayer se hizo público.

Esa inversión incluye 530 ítems, pero fundamentalmente son los tratamientos prolongados y de enfermedades crónicas, como diabetes, hipertensión, colesterol, patologías metabólicas y cardíacas, los que muestran que son muchos los pacientes que antes recibían los remedios a través de sus obras sociales y ahora los requieren en las farmacias de los centros de salud y hospitales, ya sea porque directamente perdieron el empleo o porque no pueden afrontar los costos de coseguros y copagos.

Tiempo atrás, se había evidenciado un 15 por ciento de pacientes jubilados y pensionados, afiliados al Pami que, ante los recortes sufridos por Nación, comenzaron a requerir ciertos remedios en los efectores de salud de la Municipalidad.

Sin embargo, ese incremento de la demanda que pegó un salto en 2018, se viene sosteniendo desde el 2015, cuando la suba fue del 5 por ciento y sumó otro 6 por ciento en 2016 y 8 por ciento más en 2017, números que llevan a un acumulado en tres años del 34 por ciento.

Más enfermos

En ese marco y como viene sosteniendo desde el año pasado, el responsable de Salud también recalcó el contexto de ajuste, crisis social e incertidumbre que "golpea directamente en la población, en su vida cotidiana, la pone más vulnerable y la enferma más".

"Las enfermedades están determinadas socialmente", insistió Caruana, y en esa mayor predisposición a la enfermedad en escenarios de crisis, señaló que "ya se están viendo aumentos del consumo de analgésicos, descompensaciones de enfermedades crónicas como la diabetes y la hipertensión, donde claramente hay una determinación del contexto en esos cuadros. Además, aparecen más situaciones de crisis en los centros de salud y las guardias de hospitales, y casos de insomnio o angustia que requieren el uso transitorio de psicofármacos".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});