viajes

Crece el número de contagiados que vuelven de viajes de estudio

Salud municipal alertó por el fenómeno. Remarcó la importancia de autoaislarse al retornar y la consulta precoz ante síntomas

Martes 16 de Marzo de 2021

Las autoridades sanitarias de Rosario manifestaron su preocupación por la cantidad de jóvenes que vuelven contagiados de Covid 19 de los viajes de estudio que se realizan dentro del país, a destinos como Bariloche, Carlos Paz y Mendoza. En ese sentido, remarcaron la importancia del autoaislamiento al regreso de las travesías, el cuidado mientras se participa de las actividades y la consulta precoz con los médicos en caso de presentarse síntomas.

Leonardo Caruana, secretario de Salud del municipio, dijo que se observa una evolución de la tasa de contagios que obliga a extremar los cuidados ante la vuelta de clases presenciales, de los cines y otras actividades culturales, la extensión del horario de los bares y en especial desde el reinicio de los viajes de estudios. Según el funcionario, luego de una primera quincena de enero donde hubo una leve suba, y una segunda en la que se notó un descenso, en las últimas semanas de febrero todos los indicadores que hablan de la evolución de la pandemia, el RT, la tasa de contagios, la incidencia y la razón (últimos dos indicadores propuestos por el Ministerio de Salud de la Nación) vienen con un ascenso leve.

“Hubo un aumento del número de contagios y estamos en un momento de riesgo en relación a los que reingresan a la ciudad luego de viajes, en particular los de estudio, y de otras de actividades que hay que cuidar muy bien”, consideró. Si bien hubo un crecimiento en todas las edades, el aumento de tasa de contagios dentro de los adolescentes fue mayor, lo que puede ser atribuible a los viajes de egresados dentro del país.

En este marco, el funcionario subrayó la importancia del autocuidado, la consulta rápida y el aislamiento posterior al regresar de los destinos, ya que “muchos de los jóvenes pueden ser asintomáticos”.

Todo esto sucede en el marco de una situación internacional, en especial latinoamericana, de “gran complejidad” y con una curva en ascenso en distintos países limítrofes como Chile, Paraguay y sobre todo Brasil. “Si miramos la curva de esos países vecinos, el escenario en Argentina y la posibilidad de ingreso desde allí, vemos que no estamos en el final de ninguna pandemia”, dijo. Y remarcó: “La inmunidad de rebaño es lejana y tenemos que acentuar los cuidados en aquellas personas que van y vienen desde países limítrofes, porque la situación allí es de mayor riesgo, o dentro del nuestro, porque las actividades en viajes de estudio son difíciles de controlar y se producen contacto entre diferentes burbujas”.

En tanto, Caruana consideró “muy importante” que se reinicie la actividad escolar, pero recordó que hay que hacerlo con la responsabilidad de que si se da un caso probable, haya una intervención precoz. “Lo más importante es la detección lo más rápida posible. Es necesaria una rigurosa vigilancia epidemiológica, con coordinación entre el Ministerio de Educación provincial, el de Salud y el municipio, y cuidada por toda la comunidad educativa. Bloquear un grupo, curso o turno depende de la intervención temprana y de la sensiblización de cada ámbito escolar”, remarcó.

Para el titular de la cartera sanitaria local, el escenario actual, a diferencia de marzo del 2020, permite la habitualidad y funcionamiento de la ciudad, ya que existen protocolos para todas las actividades. Sin embargo, advirtió que la vacunación “no tiene que funcionar como un fenómeno de relajación como si estuviéramos llegando a la última etapa, porque para vencer a la pandemia debe existir una inmunidad de rebaño que hoy está lejos”. Como ejemplo, mencionó a Chile, que tiene un alto porcentaje de la población vacunada, y al mismo tiempo una alta tasa de contagios.

“Hay que seguir cuidándose y cumplir los protocolos en cada actividad. Evitar la aerosolización con la ventilación de ambientes, distancia y uso de máscara. Y por otro lado el autocuidado, autoaislamiento y la intervención lo más temprano posible. Todos tenemos que hacer lo que ya sabemos, a diferencia de marzo del año pasado donde la incertidumbre era mucha más intensa. La sociedad tiene responsabilidad respecto del cuidado. Los brotes y las olas los construimos entre todos”, cerró el secretario de Salud.

Insisten con cuidar los contagios por aire

La comisión de Salud del Concejo Municipal recibió a investigadores del Conicet y la Universidad Nacional de Rosario (UNR). Se trata de parte del grupo que está trabajando sobre los contagios por aerosoles, quienes estuvieron hablando con los concejales miembros de la comisión -presidida por Lisandro Zeno (PDP)- a fin de informar sobre los avances en la investigación del Covid, en términos de mecanismos de transmisión y cómo habría que adecuar las medidas de cuidado.

Recibidos en audiencia virtual, los científicos expusieron sobre la necesidad de actualizar las campañas de información pública y los protocolos sanitarios vigentes relacionados a Covid-19, en consonancia con las nuevas medidas de prevención y los avances en la investigación científica. Participaron Daniela Cattaneo, especialista en espacios y hábitat, investigadora de Curdiur, Conicet y UNR; Ana Laura Cavatorta, viróloga, investigadora del IBR Conicet y a cargo de las determinaciones Covid del Hospital Centenario; y Ernesto Kofman, especialista en modelos y simulación, investigador del Cifasis-Conicet y la Facultad de Ingeniería de la UNR.

Los especialistas advirtieron sobre la necesidad de un cambio y adecuación de la información pública y los protocolos relativos al virus; ya que las campañas continúan haciendo énfasis en la desinfección de superficies, cuando numerosos estudios científicos demuestran que el contagio es mucho mayor por la vía aérea. “Si bien la desinfección de superficies es útil, el énfasis excesivo en estas medidas confunde a los ciudadanos y termina restando lugar a medidas mucho más eficaces”, advirtieron. En ese sentido, expresaron la necesidad de sostener medidas fundamentales como ventilación, puertas y ventanas abiertas de forma permanente; barbijos correctamente colocados y distanciamiento de 1,5 metro entre personas sentadas y de 2 metros en movimiento o situaciones de espera, repensar los usos para promover la permanencia de menos personas en más espacios y privilegiar las actividades al aire libre.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS