La ciudad

Crece el malestar con Entre Ríos por las quemas

Esa provincia todavía no informó los nombres de los infractores, lo que demora la denuncia penal que quiere presentar Rosario.

Miércoles 19 de Septiembre de 2018

A pesar del compromiso asumido la semana pasada en la reunión en Buenos Aires por las quemas ilegales de pastizales, el gobierno de Entre Ríos aún no informó los nombres de los dueños de los campos que llevan adelante esa práctica que afecta el ambiente, la seguridad vial de la ruta a Victoria y la salud de los rosarinos.


El martes pasado, los funcionarios de la Secretaría de Ambiente entrerriana se comprometieron ante las autoridades ambientales de Santa Fe, Rosario y Nación a brindar los nombres de quienes infringen la ley para que se pudieran comenzar acciones civiles y penales a la brevedad.

Pero por ahora ese compromiso es puro humo, ya que hasta ayer (y a pesar de haber insistido varias veces en los últimos días) la Municipalidad local no recibió esa información clave para hacer la denuncia ante la Justicia.

"Nosotros seguimos presionando, pero hasta ahora no hemos obtenido respuesta. Se está dilatando la cuestión, así que esperamos que esta semana cumplan el acuerdo al que llegamos la semana pasada" dijo Cecilia Alvarez, la subsecretaria de Ambiente de Rosario.

A pesar de haberse comprometido a suministrar esa información, las autoridades entrerrianas explicaron que precisaban un pedido formal, ante lo cual la Municipalidad cumplió ese trámite ayer mismo.

Lo llamativo es que tampoco suministraron los nombres de quienes, según informaron desde Entre Ríos, ya fueron multados por quemar sin autorización, un total de 14 productores. "Tampoco nos han mandado los nombres de los multados, también estamos esperando esa información", agregó Alvarez.

Ley postergada

La zona afectada por las quemas está dentro de un área declarada Reserva de Usos Múltiples por la Municipalidad de Victoria y forma parte además del Sitio Ramsar Delta del Paraná.

Según explicó Elba Stancich, de la agrupación ecologista Los Verdes, "los planes de manejo son esenciales para que las actividades productivas permitidas en una Reserva de Usos Múltiples se realicen sin comprometer al ecosistema".

En septiembre de 2008, cuando el humo de los incendios en el Humedal llegó hasta Buenos Aires, se firmó una carta de intención entre Nación y las dos provincias para elaborar un plan para el Delta que encuentre soluciones viables y efectivas a la problemática de los incendios.

Ese plan se denomina Piecas-DP: Plan Integral Estratégico para la Conservación y Aprovechamiento Sostenible del Delta del Paraná. En ese entonces, contó Stancich, se hizo una evaluación ambiental estratégica y se avanzó (ya en 2013) con un anteproyecto de ley de presupuestos mínimos para la conservación y uso sustentable del Delta del Paraná, que nunca ingresó al Congreso.

"Los humedales son ecosistemas valiosos por los servicios ambientales que brindan y se están deteriorando de manera acelerada, por eso es necesaria una ley de presupuestos mínimos que los proteja" explicó la ambientalista.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario