LA CIUDAD

Crece el malestar de los colectiveros por el cobro en cuotas

Lo plantearon este martes por la tarde en la comisión de seguimiento de la emergencia en el transporte. Inquieta la posibilidad de una nueva medida de fuerza.

Martes 02 de Marzo de 2021

La reunión de la comisión de emergencia en el transporte urbano de pasajeros que se realizó este martes por la tarde para analizar cómo evoluciona el nuevo sistema tuvo un condimento inesperado. Los choferes nucleados en la Unión Tranviarios Automotor (UTA) se mostraron muy molestos con el cronograma de cobro de salarios, ya que culminan de percibir el sueldo casi al día 26 del mes siguiente. Sin medias tintas, pidieron buscar un esquema superador para los próximos meses.

Los choferes rosarinos, a diferencia de Capital Federal donde pactaron un aumento salarial del 11,4 por ciento, no han acordado una suba salarial y aseguran que vienen sosteniendo con el diferimiento de los días de cobro el financiamiento del sistema.

El malestar causó preocupación en el oficialismo y algo de sorpresa en los ediles opositores. El dato no es menor. En 2020 los sucesivos planes de lucha sumaron más de 80 días de paro, en el medio de un sistema desfinanciado y con pocos pasajeros. El esquema de arribo tardío de los subsidios nacionales provocó una y otra vez el corte del crédito laboral de los colectiveros.

Las modificaciones al sistema con los pliegos originales sobre los cuales se licitó el actual servicio fueron sometidos a una reajuste en clave de pandemia. Así, el "nuevo" servicio comenzó a operar el pasado 25 de enero, con fusión de líneas, supresión de otras y la pretensión por parte del Ejecutivo de mejorar las frecuencias de las líneas en un 25 por ciento. De todos modos, de un esquema original adjudicado durante la gestión de la ex intendenta Mónica Fein que implicaba la puesta a rodar de unas 700 unidades al día, se pasó a un aggiornamiento que readecuó la prestación a unos 430 colectivos.

Este martes por la tarde se reunió la comisión de seguimiento compuesta por las autoridades del Ente de la Movilidad, representantes de las concesionarias (El Cacique, Movi y Rosario Bus), el gremio de los choferes y los concejales Germana Figueroa Casas (PRO), Eduardo Toniolli (Frente de Todos), Pedro Salinas (Ciudad Futura) y Fabrizio Fiatti (Creo).

Sin información

"Solicitamos informes sobre la evolución económica y financiera de las empresas desde el inicio de la concesión, y en particular tras las medidas adoptadas por el municipio", indicó Toniolli para agregar: "De acuerdo a lo establecido en el pliego vigente, las empresas adjudicatarias deben presentar informes bimestrales sobre su situación técnica, económica y financiera, y elevar copia de los mismos al Concejo. Nunca hemos recibido ninguno", destacó.

El bloque peronista adelantó que presentará un pedido de informes por escrito ante el Ente de la Movilidad para consultar si se realizaron auditorías contables externas sobre las empresas, tal como el pliego habilita al municipio. "Si la emergencia dictada por la Intendencia, que le permite a las empresas incumplir con obligaciones establecidas en el pliego, se fundamentó en la situación crítica en la que se encontraban, es razonable que podamos acceder a sus números, y ver su evolución en el tiempo", indicó Toniolli.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario