La ciudad

Crece el escándalo por el proceso de compras de prótesis en el Iapos

El médico que auditaba las acciones integra el laboratorio beneficiado y es coordinador de la red de Rehabilitación de la Municipalidad.

Viernes 13 de Septiembre de 2019

Tras las denuncia pública que hizo ante LaCapital la titular de la Asociación de Ortopedias de Rosario, Claudia Quintero, ayer se conocieron algunos datos adicionales en relación al rol de un funcionario municipal que a su vez ofició de auditor ad honórem para la autorización en la provisión de prótesis a cargo de la obras social de los estatales, Iapos. Entre las empresas adjudicatarias de las compras figura Argusman SRL, señalada como de estrecha vinculación con la Universidad del Gran Rosario, y el laboratorio Cemok. En lo que va de 2019 ya facturó 1.100.000 pesos al Iapos.

La denuncia de la Asociación de Ortopedias de Rosario produjo ayer un tembladeral en despachos oficiales y oficinas. "La misma persona que auditaba estas acciones es integrante de la Universidad del Gran Rosario (UGR), del laboratorio Cemok y es el coordinador de la red de rehabilitación de la Municipalidad", había lanzado Quintero.

La institución nuclea a 63 comercios del rubro y a una decena de técnicos ortopedistas de la región. "Al investigar, notamos que dentro del Iapos había un médico fisiatra que auditaba las compras y las derivaba a Cemok, donde es director médico. Pero a su vez, este profesional es el coordinador del área de rehabilitación", apuntó la titular de las ortopedias.

La Capital accedió a información exclusiva que confirma los dichos. El fisiatra firma en las auditorías autorizando prótesis, al menos hasta diciembre del año pasado, situación que se habría sostenido hasta abril de este año, cuando estalló el reclamo de las instituciones.

Su matrícula y su especialidad coinciden con un profesional que se presenta en la web como jefe de Servicio del Area de Rehabilitación de la Fundación de la Hemofilia Argentina (filial Rosario), coordinador de la Red de Rehabilitación Municipalidad de Rosario, asesor técnico en el Area de Rehabilitación Dirección Provincial de Discapacidad de Santa Fe, auditor en Prótesis, Ortesis y Sillas de Ruedas de Iapos y director médico de 2004 a 2013 del Instituto de Rehabilitación Ilar.

En su denuncia pública, Quintero vinculó un entramado entre centros educativos, laboratorio, funcionarios con doble estándar y la provisión de elementos ortopédicos al Estado provincial y municipal. "Cemok, UGR, Fundación del Gran Rosario y Quam Semper es todo un armado que inicialmente tuvo un muy buen sentido, como el de proveer a pacientes sin cobertura, pero que se empezó a desvirtuar", había afirmado a este diario.

Cuando se analiza la composición accionaria de una de las firmas proveedoras de prótesis del Iapos, se detectan en el Boletín Oficial coincidencias entre los integrantes y la Universidad del Gran Rosario. Argusman SRL en unos de sus párrafos explica que se dedica a "laboratorio de ortesis y prótesis, fabricación, ensamblaje y venta de propia producción y/o de terceros".

La firma le facturó al Iapos algo más de 400 mil pesos en 2016, trepó al orden de un millón de pesos para 2017, bajó su facturación a unos 400 mil pesos en 2018 y en lo que va de 2019 ya lleva facturado al Iapos una cifra cercana a 1.100.0000 pesos.

De las siete proveedoras de prótesis, es la de mediana a baja envergadura. De los casi 27 millones facturados al Iapos en este 2019, Argusman SRL participa con un mínimo porcentaje. En rigor, Kinen representa más del 40 por ciento del total, le sigue Schneider, Indema, Traumacenter, Argusman, Alemana y La Nueva Argentina.

En relación a la otra compra que hizo "ruido" entre los ortopedistas ayer hubo silencio de los funcionarios municipales. Cabe recordar que Quintero había denunciado que "en septiembre de 2018, Ilar, pese a que cuenta con un técnico ortopedista, compró 45 prótesis para amputados (cuyos valores actualizados rondan los 300 mil pesos cada producto). Licitó y hubo un sólo oferente: Cemok".

Otro dato que se corrobora en el Boletín Oficial es el convenio entre la provincia y el laboratorio de prótesis vinculado a la Universidad del Gran Rosario. Bajo la ley provincial 13.628 (decreto 1737 del 2017) se aprobó el convenio del 1º de junio de 2010 entre la Subsecretaría de Inclusión para Personas con Discapacidad del Ministerio de Salud de Santa Fe, la Municipalidad de Rosario, Ilar y el Instituto Universitario del Gran Rosario, "con el objeto de desarrollar acciones conjuntas tendientes a la prevención, formación, capacitación y asistencia en el área de discapacidad en los nodos Rosario y Venado Tuerto, como así también en el desarrollo de la carrera de Licenciatura en Ortesis y Prótesis dependiente del referido Instituto Universitario".

Ayer, por la tarde, La Capital intentó sin suerte comunicarse con las autoridades de la UGR para conocer una respuesta a los dichos de Quintero.

El tema rebotó en la Legislatura

El diputado provincial Carlos Del Frade presentó a la Cámara de Diputados un proyecto para que el Ejecutivo, responda qué organismos se encargan de regular la actividad comercial de las ortopedias ubicadas en la provincia. Del Frade busca saber si existe un relevamiento de ortopedias que funcionan en los sanatorios privados, si hay control cruzado entre organismos nacionales, provinciales y municipales sobre las actividades y si han recibido denuncias de la actividad de ortopedias que no respetan legislación existente.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario