La ciudad

Coria vivió un momento de terror con su familia en plena Circunvalación

El tenista vivió anoche una experiencia muy peligrosa junto a su familia en plena Circunvalación, cuando un delincuente lo apuntó con un arma mientras se desplazaba en su auto.

Viernes 27 de Marzo de 2015

El tenista Guillermo Coria vivió anoche una experiencia muy peligrosa junto a su familia en plena Circunvalación, cuando un delincuente lo apuntó con un arma mientras se desplazaba en su auto, lo que lo obligó a realizar una maniobra que, de milagro, no le hizo perder el control del vehículo.

La difícil situación fue revelada por el propio Coria a través de su cuenta personal en la red social Twitter, donde, a las 21.30, escribió: "Temblando en casa, casi volcamos con mi familia por esquivar a un hijo de puta apuntándonos para que frenemos en medio de la Circunvalación y Ayolas".

La modalidad de asalto, que por fortuna pudo eludir, no es nueva en los accesos a la ciudad. Es más, en el ingreso a Rosario por la autopista a Buenos Aires se registraron varios casos de intentos de robos a automovilistas con el mismo modus operandi: el delincuente se para directamente sobre la cinta asfáltica y apunta al conductor del vehículo para intentar detenerlo y luego cometer el hecho.

Circunvalación, en gran parte de su extensión, suele ser una de las arterias en las que se producen este tipo de hechos, aunque generalmente los delincuentes detienen la marcha de los autos golpeándolos a piedrazos.

Es más, la Justicia aún no logró determinar si el accidente que le costó la vida al empresario Juan Alberto Paladini el pasado 13 de septiembre fue como consecuencia del impacto de algún proyectil sobre el vehículo en el que se desplazaba, en Circunvalación y el ingreso a la autopista a Córdoba.

Por fortuna, lo sucedido a la familia Coria anoche no terminó en desgracia. Mediante la red social, el tenista admitió estar "temblando" minutos después del incidente, cuando logró llegar a su casa sano y salvo.

Justamente sobre Circunvalación a la altura de Ayolas, zona conocida como acceso sur, se está dando una nueva modalidad delictiva. Personas que simulan ser agentes de Tránsito utilizando chalecos refractarios, hacen señas a las automovilistas para que se desvíen de la arteria. Es allí cuando aprovechan el descenso de la velocidad de los vehículos para robar a sus ocupantes o abrir las boquillas de los camiones y soltar el cereal.

Uno de estos episodios ocurrió hace algunos fines de semana cuando dos jóvenes obligaron a cambiar la circulación a los rodados que transitaban por allí. De inmediato, lograron despojar de la carga a un camión que se desplazaba a muy baja velocidad.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS