La ciudad

Controles nocturnos: trasladaron al corralón municipal 48 vehículos

Los dispositivos de la secretaría de Control y Convivencia pusieron el foco en barrio Pichincha y La Florida. Hubo 25 casos de alcoholemia positiva.

Lunes 20 de Enero de 2020

Desde el jueves hasta la noche de ayer, agentes de la secretaría de Control y Convivencia municipal desarrollaron tareas de fiscalización de vehículos en horario nocturno. En esos procedimientos se remitieron al corralón 48 autos y motos de los cuales, 25 fueron casos de alcoholemia y el resto de los traslados fueron por irregularidades en materia de documentación y elementos de seguridad reglamentarios.

Así lo confirmó la secretaria del área, Carolina Labayru, quien informó que se trató de intervenciones preventivas y de control vehiculares en las zonas más frecuentadas durante las noches, durante todo el fin de semana. Asimismo, la funcionaria destacó que los dispositivos se llevaron a cabo junto a personal de la Unidad Regional II de la Policía de la provincia de Santa Fe.

En este lapso, vale destacar que el nivel de alcohol en sangre más elevado detectado fue de 1.69 gramos.

Labayru destacó las acciones realizadas tanto en barrio Pichincha como en La Florida, dos zonas de mucho flujo vehicular y circulación de ciudadanos. "Hemos fortalecidos las intervenciones donde son más necesarias, debido a la concentración que despiertan actualmente, sin dejar de estar presentes en otros sectores importantes de la ciudad".

"Nuestro objetivo es promover el orden a través del cumplimiento de las normas y estamos convencidos de que es el camino para hacer de Rosario una ciudad más democrática, más amable y habitable para todos", resaltó la secretaria.

Todos los recursos

"Hay una planificación general y otras más específicas que se realizan en función de las características de las zonas donde se llevan adelante los controles. Ponemos sobre la mesa todos los recursos que tenemos y desde ahí delineamos cada operativo", amplió.

"Después de cada fin de semana, analizamos todo y seguimos haciendo ajustes junto con los directores de cada área. Nunca queremos perder de vista toda la ciudad en general, no pensamos sólo en un operativo. Hay una ciudad entera que sabemos que tenemos que atender", agregó la funcionaría.

"Al estar unificadas las tareas de control, pudimos reducir la cantidad de agentes, porque logramos un mayor efecto con menor cantidad, ya que todos pueden sancionar todas las faltas. La idea es seguir optimizando estos recursos", remarcó Labayru.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario