La ciudad

Continúa la dura polémica por la falta de higiene en las calles rosarinas

Servicios públicos. El diputado Cavallero denunció que las zonas anegadas se debieron a la falta de obras y a la crisis en el sistema de recolección de residuos.

Martes 01 de Marzo de 2016

El diputado provincial Héctor Cavallero denunció que gran parte de los sectores inundados o anegados en Rosario en las últimas lluvias no se debieron a la intensidad ni al volumen de éstas sino a obras no efectuadas o no debidamente mantenidas por los organismos a cargo. Una problemática que se agudizó por los crecientes basurales en toda la ciudad producto de la crisis en el servicio de recolección de residuos, sobre la cual se suman las denuncias desde distintos sectores políticos y sociales.

"A contramano de las declaraciones de funcionarios municipales y provinciales que adjudicaron estos hechos a la cantidad de agua caída el pasado viernes, se debe recordar que ese nivel de agua no representa un evento excepcional, y que en otras ocasiones el agua caída superó esos valores sin que se registraran semejantes efectos", denunció el legislador.

Señaló que buena parte de las causas deben buscarse en la falta de mantenimiento de las bocas de tormenta a cargo del municipio y del incumplimiento del convenio que firmara la provincia en ocasión de la privatización de aguas provinciales.

En el convenio de traspaso de la empresa de aguas se había acordado que el denominado "radio céntrico" de la ciudad (comprendido por calles Gaboto, Avellaneda, Vélez Sarsfield y el río Paraná) quedaría a cargo de esta empresa, la que procedería a mantener y renovar los conductos que actualmente poseen más de un siglo de vida. "Pasado un cuarto de siglo de la firma del convenio, sólo se observan aumentos de tarifas de parte de Assa y casi ninguna obra que cumpla con lo convenido", disparó Cavallero.

"Este incumplimiento de acuerdos es una de las principales causas de que sectores de la ciudad actualmente se inunden cuando históricamente, y con lluvias mayores a la de la semana pasada, jamás veían semejantes anegamientos, a lo que se debe agregar que las perspectivas históricas de lluvias ante el proceso de calentamiento global que vivimos es de que en esta zona se irán incrementando con el paso del tiempo, agravando así esta situación", aseguró.

Por esta causa reclamó que procedan a dar cumplimiento urgente a las obras acordadas en ocasión de la privatización del servicio de aguas y desagües, ya que Assa heredó la totalidad de los compromisos contraídos por su predecesora, y al municipio le solicita que exija a los concesionarios a cargo de la limpieza de la ciudad el estricto cumplimiento de los servicios contratados.

"Sólo de esa manera se podrá avanzar en la construcción de medidas de protección y prevención contra inundaciones y anegamientos, y se prestará a los vecinos los servicios por los cuales se les impone las tasas y facturaciones de servicios, ya de por sí demasiado caros en relación con el servicio que se recibe", agregó.

Para Cavallero todo esta problemática se exacerbó en los últimos meses también "por el deficiente servicio de recolección de residuos, que se puede observar en las redes sociales, que muestran hasta qué punto la falta de controles y de calidad de servicio, termina depositando las hojas de los árboles y la basura en general haciendo que las bocas de tormenta queden inutilizadas para atender cualquier tipo de volumen de lluvia que caiga en algunos sectores de la ciudad".

La multiplicación de basurales se genera pese a que la Secretaría de Servicios Públicos se le quitó en esta nueva gestión el área de la Movilidad, principalmente del transporte público, y se presentó a su actual titular, Cecilia Mijich, como la encargada de la "jerarquización" de los espacios públicos y el ambiente.

De momento, el Ejecutivo informó que serían multadas las empresas que deben prestar el servicio, anunció la compra de camiones y estudiar algunas propuestas para modificar el actual esquema de recolección.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario