La ciudad

Contaminación, agroecología y residuos, en la agenda del Concejo

Comenzó ayer a sesionar con los nuevos ediles la comisión de Ecología y se trazó un plan de la labor legislativa que se abordará este año.

Martes 20 de Febrero de 2018

La primera reunión de la comisión de Ecología del Concejo marcó los grandes temas que orientarán la actividad legislativa municipal en el año en curso: actualizar las normativas para medir y paliar la contaminación sonora y del aire, avanzar en la transición agroecológica de la ciudad y seguir de cerca la licitación de los pliegos para la disposición de residuos aparecen como algunos de los ejes más importantes, al menos por el momento.

Así lo explicitó Osvaldo Miatello, el presidente de la comisión, que se reunió con presencia casi perfecta de todos sus integrantes (Miatello y Eduardo Toniolli por el Justicialismo, Pablo Javkin y Verónica Irizar por el Frente Progresista, Carlos Cardozo por Cambiemos y Juan Monteverde por Ciudad Futura) con la idea de comenzar a trazar la hoja de ruta del trabajo para 2018.

Una de las prioridades del año estará puesta en la puesta en práctica de dos ordenanzas que en el período pasado quedaron trabadas en otras comisiones, y que tienen que ver con actualizar las normativas municipales respecto a las mediciones de calidad del aire y de nivel de ruido.

En el caso de la contaminación sonora, la ley vigente data de mediados de la década de los 70 del siglo pasado, cuando por ejemplo ni siquiera se tenían en cuenta las vibraciones y el flujo vehicular era muchísimo menor al actual.

Según puntualizó Miatello, la idea es que las nuevas normas logren consenso y comiencen a aplicarse lo antes posible con apoyo y respaldo del poder Ejecutivo, ya que se trata de competencias que requieren recursos financieros, y sobre todo técnicos, para la operatoria cotidiana.

Otro capítulo importante de la labor de Ecología estará centrado en el debate sobre el modelo de producción de alimentos a nivel local, que tuvo su pico argumentativo a finales del año pasado cuando tras una seguidilla de escándalos y contramarchas se aprobó la prohibición del uso del glifosato en la ciudad.

Con esa norma en vigencia (hay que recordar que está prohibido su uso, pero no su comercialización) todavía queda pendiente ver de qué manera el Ejecutivo manejará un tema delicado que generó adhesiones pero también resistencias, sobre todo de parte de las entidades agropecuarias, muchas de las cuales tienen sus sedes en Rosario, corazón comercial de la Pampa sojera.

A instancias de lo que pasó en la ciudad, otras localidades de la región (como las entrerrianas Paraná y Gualeguaychú) están en proceso de prohibición de uso de ese herbicida, catalogado en 2015 por la Organización Mundial de la Salud como "probable cancerígeno" en animales.

La comisión también pondrá el ojo en la gestión de residuos y su disposición final a través del seguimiento de la aplicación de la licitación.

Por último, Miatello adelantó que desde su bancada buscará darle impulso a la promoción de los vehículos eléctricos en la ciudad.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario