La ciudad

Condenaron a una docente por acosar a un alumno con mensajes eróticos

La maestra, de 28 años, le escribía a un chico de séptimo grado de la escuela ubicada en Liniers al 1700. Un caso de grooming.

Sábado 17 de Agosto de 2019

La Justicia condenó ayer por acoso sexual a una docente de una escuela de Liniers al 1700. La víctima fue un alumno de séptimo grado de la institución, quien había recibido mensajes en su celular con frases como “Te quiero a vos” y “besarte todo”. Joana Nagnug recibió la pena de un año de prisión condicional, el pago de una indemnización de 600 pesos, prohibición de acercamiento y tareas comunitarias en una iglesia.

   La fiscal Alejandra Raigal de la Unidad de Delitos contra la Integridad Sexual había imputado a Nagnug por haberse contactado con la víctima de 13 años a través de WhatsApp, entablando primeramente una conversación de índole sexual, para luego acordar un encuentro con la víctima, que no fue concretado.

   El acoso desató un escándalo en la escuela Almirante Brown. Hasta allí llegó la madre del menor de edad, enfurecida por el contenido de los mensajes que le había enviado a su hijo la docente de música, quien fue apartada en forma preventiva por el Ministerio de Educación y luego se ordenó un sumario al respecto.

   La irrupción de la mamá, totalmente alterada y nerviosa, pidiéndole explicaciones a las autoridades de la escuela por el accionar de la docente , generó escenas de mucha tensión, gritos y angustia.

   Según contaron los compañeros del chico, fue la madre la que descubrió los mensajes subidos de tono y las fotos en el celular de su hijo. Y con esos respaldos de los chats, concurrió al colegio a exigir respuestas.

   Según indicó la Fiscalía, la jueza de primera instancia Hebe Marcogliese resolvió homologar el procedimiento abreviado presentado por la Fiscalía y aceptado por la Defensa, condenando a Nagnug a la pena de 1 año de prisión condicional a reglas de conducta.

   La docente de unos 28 años deberá fijar residencia ante la Justicia, someterse al control del Servicio Pospenitenciario, presentándose ante este organismo mensualmente, no acercarse a menos de 200 metros de la víctima y abonarle una indemnización de 600 pesos. A su vez, la profesora deberá realizar tareas comunitarias no remunerativas en una iglesia por el delito de grooming.

   De lo aportado en el testimonio ante los directivos escolares por parte de la madre, la docente mantuvo conversaciones e intercambió fotos a través de WhatsApp con su hijo en un tono inadecuado. Teniendo en cuenta estas aseveraciones, el Ministerio de Educación provincial decidió apartar a la docente del aula en esa escuela, y también de todas las instituciones educativas donde hacía reemplazos.

Los chicos   

Según reconocieron algunos testigos, los mismos compañeros del chico de 13 años hacían comentarios cuando la maestra se acercaba al alumno. “Se hablaban mucho, pero nadie imaginaba esto”, habían admitido chicos de séptimo grado.

   Si bien la directora Bibiana Marti trató de bajar los decibeles de los contrapuntos, la intervención del Ministerio de Educación de la provincia introdujo el episodio en materia formal de investigación, y rápidamente las autoridades decidieron desplazar a la maestra, mientras seguía adelante el proceso de investigaciones.

   “Te quiero a vos” y “besarte todo”, fueron algunos de los mensajes de corte sexual que le había escrito la docente de la escuela.

Además del intercambio por el celular, la maestra había acordado un encuentro por avenida Pellegrini con el menor de edad que, frente a lo trascendido y a la intervención de la madre, finalmente no llegó a concretarse.

   Otra situación que había generado polémica fueron los comentarios de que las autoridades escolares intentaron bajare los decibeles al hecho para no caer en el escándalo.

   En ese marco, madres de otros alumnos del mismo grado deslizaron que la intervención de los directivos de la escuela estuvo lejos de calmar los ánimos, “Fueron sólo unos mensajes, nada más, ¿por qué hacen todo esto?”, habría dicho un empleado, cuestión que incomodó al resto.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario