La ciudad

Condenaron a un joven rosarino por acumular y distribuir pornografía infantil

Se trata de un estudiante de la UNR, de 26 años. Es por más de 30 hechos de tenencia y facilitamiento. Aceptó su responsabilidad y fue penado a tres años de prisión condicional y tareas comunitarias

Viernes 25 de Octubre de 2019

Un joven rosarino estudiante de de Ciencias Políticas de la UNR fue condenado a tres años de prisión condicional como autor de más de 30 hechos de tenencia simple y facilitamiento de material pornográfico infantil, en algunos de los casos en concurso real con “fines inequívocos de distribución”. El acusado había sido detenido e imputado tras una investigación por pedofilia que se inició en un juzgado de Faltas de Buenos Aires, y fue girada al Ministerio Público de la Acusación (MPA) de Rosario.

Las autoridades dieron con este joven luego de una pesquisa que se inició en un juzgado de Faltas y Contravencional de Buenos Aires, a partir de la cual se determinó que el material pornográfico surgía de una computadora de Rosario, cuyo número de IP fue asignado al imputado, que fue convocado en el marco de una audiencia imputativa en agosto pasado por estar sospechado de manipular material pornográfico infantil.

El procedimiento salió a la luz porque el organismo que se encarga de combatir los delitos sexuales contra niños (National Center for Missing and Exploited Children) detectó el contenido sospechoso, logró rastrear e identificar el ordenador que los disparaba y notificó a las autoridades judiciales.

>> Leer más: Imputan por pedofilia a un estudiante de la UNR

La investigación del caso quedó a cargo de la fiscal de la unidad de Delitos Sexuales, Nora Marull, que reunió elementos suficientes para consolidar la acusación contra Martín Korowaj.

Tras una serie de medidas, Korowaj fue imputado como autor de “distribución de material pornográfico infantil, prostitución infantil, hechos consumados y en concurso real; facilitamiento y distribución de pornografía infantil, 31 hechos en concurso real y consumados; y tenencia de pornografía infantil con fines inequívocos de distribución”.

Tras un acuerdo entre la defensa y la Fiscalía, el acusado aceptó la responsabilidad en el hecho y quedó en libertad como medida alternativa a la prisión preventiva bajo una fianza de 50.000 pesos. Y el juez Florentino Malaponte dictó el fallo condenatorio a tres años de prisión condicional.

>> Leer más: Argentina produce pornografía infantil a gran escala

Además, durante tres años se le impusieron severas reglas de conducta, como fijar domicilio, abstenerse de concurrir a lugares con presencia de niños, o donde pueda tener contacto personal o virtual en redes sociales con menores (sean familiares o amigos) sin que se encuentren bajo la supervisión de un adulto, bajo su responsabilidad de retirarse del lugar si así ocurriera.

Se lo prohíbe también estar al cuidado de menores de 18 años; deberá abstenerse de consumir estupefacientes y abusar de bebidas alcohólicas, y se lo obliga a someterse a tratamientos psicológicos y psiquiátricos por un tiempo no inferior a un año.

Durante los tres años que dure la condena también tendrá que realizar tareas comunitarias en el refugio Sol de Noche por un total de 1.440 horas. Y, como reparación económica, el acusado deberá donar leche en polvo a entidades de bien público por un monto de 50.000 pesos. Se determinó también la expresa prohibición de salir del país sin previo aviso.

Más info, en la edición impresa de este sábado de La Capital

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario