La ciudad

Condenan a un sanatorio y a una pediatra por la muerte de una nena de seis años

La institución y la profesional deberán pagar cuatro millones de pesos. Les imputaron "una conducta negligente" ante una criatura que ingresó con fiebre y dolor de garganta.

Jueves 13 de Marzo de 2014

La justicia rosarina condenó a una pediatra y a un sanatorio privado de nuestra ciudad por la muerte de una niña de 6 años. Entre la institución y la profesional deberán pagar en concepto de indemnización alrededor de cuatro millones de pesos. El fallo no está firme ya que las partes pueden presentar una apelación.

Según se pudo reconstruir durante el proceso judicial, a mediados de junio de 1999 la niña comenzó a padecer dolor de garganta y fiebre y la madre la llevó a consultorios externos, donde le diagnosticaron que padecía una angina bacteriana. Sin embargo, como la niña perdía lucidez decidieron trasladarla a la guardia de Pediatría.

La médica que la atendió ordenó una serie de estudios e indicó algunos medicamentos. La madre pidió que la internaran, pero la pediatra consideró que no era necesario.

Días después, la salud de la pequeña se complicó y al ser examinada estaba totalmente deshidratada. No la pudieron internar en el sanatorio donde la había llevado por falta de camas y finalmente fue hospitalizada en terapia intensiva de otro centro asistencial.

Comprobaron que la niña sufría una infección y luego de varias horas falleció. El perito médico concluyó que “todo cuadro febril, acompañado por vómitos, diarreas y por deshidratación debe ser objeto de internación”.

En la resolución difundida hoy por LT3, el Tribunal de Responsabilidad Extracontractual Nº 2 señaló que “el cuadro ameritaba sin dudarlo la internación de la paciente y medicación por vía distinta a la utilizada, todos hechos reveladores de un abordaje negligente del caso”.

Los jueces José Luis Bentolila, Viviana Cingolani y Néstor García destacan que la pediatra tuvo "una conducta negligente al no disponer la internación, le prescribió medicación oral a una paciente que presentaba cuadro de vómitos, la envió de regreso a su casa con fiebre y deshidratación y no confeccionó la historia clínica"

Se condena también al sanatorio porque tiene la obligación de adoptar los recaudos necesarios para que se confeccionen las historias clínicas de los pacientes. El sanatorio y la pediatra fueron condenados a pagarle a los familiares de la niña fallecida entre capital e intereses alrededor de 4 millones de pesos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario