La ciudad

Condenan a 12 años de cárcel a un hombre que violó a una vecina en un edificio céntrico

La sorprendió durante la madrugada y la atacó en la escalera de la torre en la que ambos vivían, en cercanías de Dorrego y Güemes.

Miércoles 30 de Octubre de 2019

Un hombre de 36 años de nacionalidad venezolana fue condenado ayer a 12 años de prisión efectiva por el delito de abuso sexual con acceso carnal en perjuicio de una joven estudiante y vecina, a la que atacó en la escalera de un edificio del macrocentro de Rosario, donde ambos residían. El hecho ocurrió en marzo de 2017.

Así, la justicia provincial le dio cierre a un gravísimo caso de abuso sexual ocurrido a las 2.40 de la madrugada del 11 de marzo de 2017 dentro de un edificio de las inmediaciones de Dorrego y Güemes, a pasos de la costanera central rosarina.

Ese día, y en las penumbras de la escaleras del condominio, Kenedi L.S. interceptó a una joven vecina de 21 años, le manoseó las partes íntimas y, tras sujetarla y amenazarla, logró penetrarla por la fuerza. La víctima, de nacionalidad brasileña y estudiante universitaria, logró escapar del ataque y corrió a denunciar el abuso.

El hecho quedó bajo investigación de la fiscal de Delitos Sexuales Nora Marull, que a pesar de la dificultad que representa pesquisar un "delito de instancia privada", ordenó la detención del sospechoso al otro día de recibir la denuncia.

El hombre, un comerciante nacido en la localidad venezolana de Barcelona, fue imputado del delito de "abuso sexual con acceso carnal en calidad de autor" y en grado consumado. Bajo esa figura estuvo sentado en el banquillo de los acusados durante el juicio que se desarrolló desde la semana pasada en el Centro de Justicia Penal (CJP).

Los jueces del Tribunal, conformado por los jueces Marcela Canavesio, Pablo Pinto y Román Lanzón, escucharon la teoría del caso que expuso la Fiscalía en el alegato de apertura y el pedido de 12 años de prisión. Marull adelantó que probaría la veracidad de los dichos de la víctima.

Y así fue como a lo largo del debate que terminó ayer logró sumar pruebas basadas principalmente en el relato de la víctima (cuando declaró, retiraron el acusado de la sala), actas policiales, pericias médicas y psiquiátricas, prueba material (prendas) y testimoniales de amigos de la joven abusada.

Secuelas

De acuerdo a las pruebas exhibidas en el debate, la joven abusada sufrió "gravísimos daños" psicológicos, según quedó plasmado en los informes del Centro de Atención a la Víctima de Delitos Sexuales (Cavds), que la asistió en primera instancia. Otros detalles y circunstancias del hecho fueron preservados para resguardar a la víctima.

La defensoras públicas María Laura Maenza y Nora Gaspire trataron de controvertir la versión oficial, sobre todo al justificar un supuesto contexto previo de contacto entre la víctima y victimario. En el alegato de clausura la Fiscalía ratificó el pedido de pena, mientras que la defensa solicitó la absolución por entender que el abuso no existió, y que correspondía otorgar la libertad al acusado.

Sin embargo, la prueba inclinó a los jueces a emitir un fallo condenatorio, que dieron a conocer ayer. Impusieron a Kenedi Emilio L.S la pena de 12 años de prisión efectiva por el delito de abuso sexual con acceso carnal en perjuicio de su vecina. Recibió tres años menos que el máximo previsto para esta clase de delitos, que según el Código Penal establece de 6 a 15 años de reclusión o prisión cuando hubiere acceso carnal por vía anal, vaginal u oral, o el imputado realizara actos análogos introduciendo objetos o partes del cuerpo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS