La ciudad

Concejales piden intensificar el control en los torneos de fútbol amateur

El fuerte golpe en la cabeza que sufrió un jugador del torneo AFA Rosario en la cancha Héroes, de Francia y Brown, provocó una rápida respuesta en el Concejo Municipal.

Lunes 08 de Septiembre de 2014

El fuerte golpe en la cabeza que sufrió un jugador del torneo AFA Rosario en la cancha Héroes, de Francia y Brown, provocó una rápida respuesta en el Concejo Municipal. La edila radical María Eugenia Schmuck presentará hoy un pedido de informes para exigir el cumplimiento de las ordenanzas vigentes que estipulan un protocolo para actuar frente a una urgencia y la presencia de un médico en las competencias de fútbol amateur. A su vez, algunos jugadores que consultó La Capital contaron que los organizadores les cobraron una inscripción de 800 pesos, facturaron 460 pesos por partido y hasta les retuvieron un depósito a cada equipo.
  “Lo que les ocurrió a estos jovenes es realmente indignante, Vamos a presentar un pedido de informes para que se cumplan las ordenanzas vigentes y se inspeccionen las canchas. Cada lugar y cada torneo debe contar con un protocolo para actuar frente a una emergencia y la cobertura de un servicio de urgencias, además de un profesional”, indicó Schmuck.
  Federico Valentini estaba al arco en uno de los equipos que compite en el torneo de fútbol 5 AFA Rosario. El sábado pasado, en una jugada chocó con un rival y recibió un fuerte golpe en el parietal derecho de la cabeza.
  “Cárguenlo y llévenlo a una guardia. Si no les gusta, no vengan más”, fueron lo que sus amigos recibieron como respuesta de parte de los responsables del lugar. El joven lesionado y muy mareado por el golpe debió esperar 45 minutos en el cordón de la vereda hasta que llegara una ambulancia para atenderlo.
  Pero eso no fue todo. Cuando un móvil de CG&L se hizo presente, le sugirieron que lo llevaran en auto a una guardia. Finalmente, Valentini terminó en el sanatorio Americano, donde le hicieron una placa que no reveló traumatismos.
     El propio Valentini relató ayer a este diario lo ocurrido. “Tengo registro de cuando me llevó un amigo al sanatorio. Sé que estuve 45 minutos en la cancha, estaba totalmente desorientado”, recordó el joven, que es asesor del Palacio Vasallo.
  Justamente, recordó que existe una ordenanza de 2012, cuyo autor es el ex concejal Oscar Greppi, quien reglamentó que en torneos de ligas amateur de fútbol debe  existir un policía y un médico. Y  que estipula que las canchas de fútbol 5 están obligadas a contratar un sistema de urgencias..
  Otra iniciativa de Schmuck exige la presencia de médicos y una posterior de la edila del PRO María Julia Bonifacio impone un desfibrilador.
  “Estaba asustado. Cuando me quería parar sentía que me iba a desmayar. No hubo buena voluntad, ni un llamado de los responsables”, indicó Valentini, quien ayer estaba en reposo y atento a la aparición de algún síntoma como mareos.
  “Me voy a hacer una tomografía durante la semana para despejar dudas”, aseguró, para luego concluir: “Sí o sí debería estar allí un médico y un policía”.

Con buena recaudación. Según sus compañeros de equipo, el incumplimiento de las ordenanzas vigentes no podría “jamás” obedecer a razones económicas. Muy por el contrario, comenzaron a detallar cuánto pagan y cuántos equipos compiten en la liga AFA Rosario y dónde no les entregaron ningún comprobante de pago.
  “Si alguien que está jugando necesita reanimación cardiopulmonar, se muere. Además, la actitud prepotente de los responsables fue indignante”, dijo uno de ellos.
  Con papel y lápiz, uno de los jugadores hizo cálculos. “Eran cuatro canchas que jugaban partidos de ese torneo en simultáneo. El  sábado pasaron 250 jugadores. A nosotros nos cobraron 800 pesos de inscripción, más un depósito de 320 pesos por equipo. Por cada uno de los 41 equipos, son 32 mil pesos. Y por partido cobraban 460 pesos por cada cancha. Esto haría que por un sólo día, en concepto de partido, recaudaron unos 7.800 pesos”, estimó el joven.

Casos fatales. En junio de 2012 un deportista de 36 años sufrió una muerte súbita mientras disputaba un partido de fútbol de la Liga Interprofesional en Santa Fe.
      Fue el segundo caso en 23 días, después de que el 26 de mayo ocurriera una desgracia similar con otro santafesino, de apenas 21 años.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario