La ciudad

Con incertidumbre, el Teléfono Verde vuelve hoy al diálogo

La dirigente de ATE Rosario, Liliana Leyes, marcó trabas en el conflicto a diferencia de otras áreas del municipio donde "sí hubo avances".

Sábado 04 de Enero de 2020

El conflicto de las 24 trabajadoras que desde hace un año asisten a víctimas de violencia de género a través del Teléfono Verde no sólo aparece lejos de resolverse, sino que incluso sumó trabas con la negativa del Colegio de Psicólogos a prorrogar los contratos por tres meses. "El escenario es difícil y de mucha incertidumbre", indicó la dirigente de la Asociación Trabajadores del estado (ATE) Rosario, Liliana Leyes, quien anticipó que hoy habrá un nuevo encuentro con funcionarios municipales y dejó en claro que en el transcurso del conflicto "no existió ningún contacto" con la secretaria de Género y Derechos Humanos municipal, Mariana Caminotti.

Si bien son muchos los sectores de la gestión donde el gremio sostiene el reclamo de pase a planta de cientos de trabajadores, incluidas las Secretarías de Salud y Cultura, el Tríptico de la Infancia y el Plan Abre, la dirigente señaló a La Capital que "en esas áreas hubo avances positivos".

Hoy habrá nuevas reuniones, pero lo que más preocupa es la "incierta y compleja" situación de quienes atienden el servicio de violencia de género, y que muchas veces son el primer contacto de las víctimas a la hora de pedir ayuda.

Tras el último encuentro donde se acordó extender hasta marzo los contratos vencidos el 31 de diciembre, que hasta ese día se hacían a través de los colegios de profesionales de Psicólogos y Abogados que representan a las profesionales que realizan la atención, aparecieron dos problemas, detalló Leyes.

"Por un lado el Colegio de Psicólogos se plantó en su negativa a la renovación argumentando que «son instancias formativas» y que no les corresponde «asumir ningún «modo de relación laboral»; mientras que del otro lado, el Colegio de Abogados aceptó la medida, comenzó a convocar a profesionales, pero no a las mismas que venían haciendo el trabajo, lo que incurre en un nuevo incumplimiento y deja a las compañeras sin respuestas tras seis meses de reclamos", explicó la dirigente.

Escenario incierto

"Esto abre una situación de tremenda incertidumbre para las compañeras sobre cómo seguimos adelante", señaló la integrante de ATE Rosario, y agregó que además el escenario que se da "para nada es lo que se venía reclamando, ya que se buscaba que fueran las trabajadoras que durante un año realizaron esa tarea, las que debían continuar".

Además, más allá del argumento del municipio que apunta a los contratos realizados a través de los colegios profesionales, Leyes dejó en claro su posición de que "la Municipalidad debería contratarlas", y afirmó: "Claramente esa definición política no está, pese a que cuando tuvieron que tomar decisiones solas o acompañar a las víctimas en los albergues, nadie preguntó su situación laboral".

Lo cierto es que hoy habrá un nuevo encuentro con los funcionarios que son parte de la Secretaría del Gobierno de la Municipalidad. En ese marco, la dirigente hizo notar además la ausencia a lo largo de todo el conflicto de la secretaria de Género y Derechos Humanos.

"Nunca se presentó en ninguna charla con las trabajadoras a lo largo de todo este tiempo", afirmó Leyes, y ratificó la decisión de "seguir peleando porque éste es un derecho ganado de las trabajadoras que durante todo el año cumplieron sus tareas como si fueran empleadas de planta".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario