La ciudad

"Con esta tarifa del agua no podemos cubrir todos los costos operativos"

Assa lo aseguró en la audiencia pública. El año próximo habrá un aumento del 60 por ciento en dos tramos.

Sábado 24 de Noviembre de 2018

"Con esta tarifa no llegamos a cubrir la totalidad de los costos operativos del sistema" Lo aseguraron desde Aguas Santafesinas en el marco de la audiencia pública que se desarrollará el miércoles. Proyectaron el 60 por ciento en dos tramos del año que viene El 60 por ciento de incremento en la tarifa del servicios que solicitó Aguas Santafesinas SA (Assa) responde a "compensar el efecto inflacionario y cambiario" que se produjo este año en el país. En el marco de la audiencia pública que se desarrollará el miércoles (desde las 9, en Gobernación) para debatir este porcentaje, directivos de la empresa consideraron que no actualizar el importe en las boletas traería "consecuencias, como el deterioro del servicio".

   Desde la firma distribuidora del agua corriente explicaron que la cantidad que se pidió aún no quedó firme y que pretenden dividirse en dos tramos: "El primero responde a compensar el efecto inflacionario y cambiario de este año y el segundo tiene proyeccion hacia 2019".

   La gerenta de administración, finanzas y sistemas de Assa, Florencia Bessone, dialogó con La Capital: "Nuestro principal costo está dado por la producción y distribución en la red domiciliaria. El 40 por ciento es energía eléctrica, que ha sufrido incrementos muy por encima de la inflación, entre el 25 y 30 por ciento son insumos químicos y el resto es mano de obra".

   "Los insumos tienen al dólar como precio de referencia, que tuvo un incremento del ciento por ciento este año. Eso impacta linealmente en los costos de producción", añadió.

   Para profundizar sobre esos costos, el gerente de Comunicaciones de la empresa, Guillermo Lanfranco, explicó: "La mayoría de nuestros insumos son a precio dólar. Y esos son precios internacionales, por lo que no se puede salir a buscar más baratos. Los fija el mercado".

   La suma total del incremento que pidieron desde Aguas Santafesinas causó revuelo en usuarios, redes de defensa a consumidores y hasta en el propio Ente Regulador de Servicios Sanitarios (Enress). Sobre ello, Bessone contempló: "En general, uno toma en cuenta la inflación doméstica para comparar".

   "Muchos se preguntan cómo se pide un incremento del 60 por ciento si la inflación es del 50. La inflación se mide con una canasta de bienes de consumo doméstico para una familia; nuestra canasta, si así se quiere decir, se define con energía eléctrica, insumos químicos y mano de obra", agregó.

Aporte provincial    

La gerenta remarcó que "incluso con la tarifa de hoy en día no llegamos a cubrir el ciento por ciento de los costos que demanda la operación del sistema" y que reciben "un aporte de la provincia".

   Sobre cómo se calculan los pedidos de incremento, Bessone explicó que toman en cuenta "las pautas oficiales: relevamientos de expectativas del Banco Central y las consideraciones que se fijan en el presupuesto nacional y provincial, respecto al orden que va a estar la inflación como metaobjetivo y al tipo de cambio. Pero este año todas las proyecciones fueron excedidas por la realidad".

   Por su parte, Lanfranco afirmó: "El 70 por ciento de los usuarios residenciales de Aguas Santafesinas (alrededor de 530 mil) con servicio de agua y cloacas pagarán como máximo 1.304 pesos bimestrales a partir de mayo de 2019".

   "El valor promedio que abonará un usuario será de 550 pesos mensuales, cuando en Aysa (Agua y Saneamientos Argentinos, distribuidora en la Ciudad de Buenos Aires y numerosos partidos bonaerenses) será de 700 pesos", amplió.

   "Somos un servicio esencial, porque sin agua no se concibe la vida moderna. Esa esencialidad debe tener un precio razonable para tener calidad de servicio y nosotros creemos que estamos alrededor de un precio razonable", concluyó.

Baja presión, entre los reclamos más frecuentes
Mientras la empresa Aguas Santafesinas busca incrementar las tarifas, volvieron a escucharse los reclamos de vecinos en varias zonas de la ciudad, quienes hacen referencia al problema de la baja presión de agua y el color marrón en ella, en algunos casos.
   Sobre esto último, los directivos aseguraron: "Es ocasional y producto de las bajas de presión; por eso se tarda en recuperar el color habitual del agua. Pasa acá y en cualquier servicio que sufra alguna baja de presión".
   "Incluso, un corte de energía genera el reinicio en las plantas. Son cuestiones técnicas", añadió Bessone.
   Acerca de los problemas de baja presión, Lanfranco dijo: "La planta de Rondeau y Circunvalación mejoró la prestación en esa zona y el acueducto sudoeste incrementará la calidad del servicio para el verano en zona sur".
   El gerente de Comunicación rescató, además, las audiencias públicas que se desarrollarán la semana próxima: "Para nosotros tienen mucha importancia porque son una forma más de escuchar a nuestros usuarios. Justamente, un pedido que apareció siempre allí fue el de la instalación de medidores".
   "Desde el año pasado hacemos un plan masivo de instalación de medidores, algo que surgió en las audiencias, y que tienen dos razones de ser: la equidad en pagar lo que se consume y alentar a un uso responsable del agua. Con esto, registramos bajas importantes en ciudades que ya tienen medidores tanto en el consumo como en la facturación", comentó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});