La ciudad

Cómo y dónde está detenido el terrorista uzbeko

Es quien mató a los rosarinos en Nueva York el año pasado. Comparte prisión a la espera del juicio con Joaquín "El Chapo" Guzmán.

Martes 30 de Octubre de 2018

Bajo el número de registro 79715-054, el uzbeko Sayfullo Saipov se encuentra alojado en el Metropolitan Correctional Center (Centro Correccional Metropolitano, MCC por sus siglas en inglés) de la ciudad de Nueva York, a la espera del juicio que se llevará en su contra por haber atropellado y asesinado a ocho personas, entre las que había cinco rosarinos, el año pasado.

En el edificio, calificado por el diario Los Angeles Times como "la Guantánamo de Nueva York", también se encuentra recluido Joaquín "El Chapo" Guzmán y estuvieron otros criminales ya condenados, como Bernie Madoff y el sobrino de Nicolás Maduro, Franqui Flores.

El MCC comenzó a funcionar en 1975 y, desde entonces, albergó y alberga a una serie de criminales de renombre que van desde estafadores a grandes escalas, pasando por narcotraficantes hasta terroristas.

La existencia de esta prisión de máxima seguridad, que se encuentra en la zona del bajo Manhattan, cobró notoria significación cuando, en enero del año pasado trasladaron a Joaquín Guzmán Loera, más conocido como "El Chapo" Guzmán, a una de sus celdas.

El mexicano tiene como principales cargos criminales narcotráfico, homicidio y en su haber hay dos fugas de prisiones de máxima seguridad de México, su país de procedencia.

Además de El Chapo, que continúa en esa prisión, en las celdas del MCC estuvo Bernie Madoff, el célebre corredor de bolsa y jefe de Nasdaq (bolsa de valores de Nueva York), que fue condenado a 150 años de prisión por haber cometido cuantiosas operaciones fraudulentas contra personas, empresas y hasta entidades benéficas.

Por otra parte, quien también estuvo encarcelado en la "Guantánamo de Nueva York" fue Ahmed Khalfan Ghailani, un tanzano condenado por desempeñar un papel fundamental en los atentados que Al-Qaeda cometió contra las embajadas de Estados Unidos en Kenia y Tanzania, en 1998. Por los ataques, murieron más de 220 personas y alrededor de 4 mil resultaron heridas.

A raíz de ello, Ghailiani fue encerrado en el centro de detención de la Bahía de Guantánamo para, luego, ser condenado a cadena perpetua por un tribunal civil estadounidense.

De esta manera, pasó a ser el primer ex detenido en la prisión de máxima seguridad ubicada en Cuba y que fuera juzgado y encarcelado bajo la orden un tribunal de Estados Unidos.

Las oficinas de la fiscalía federal de Estados Unidos y dos tribunales federales son los edificios linderos al MCC que, además, está protegida por barricadas de acero que pueden frenar un camión de hasta siete toneladas.

Uno de los puntos extremos de esa prisión es el piso diez, donde se encuentra la División de Internamiento Especial. Allí, los prisioneros pasan, literalmente, casi todo el día: 23 horas, en celdas de 6 por 3,6 metros.

Además, las comidas se sirven dentro de las celdas y el ejercicio diario se realiza en una zona específica para quienes se encuentran presos en estos dispositivos.

El MCC y las condiciones de reclusión del piso diez cuentan con algunos detractores. El confinamiento en ese sector fue criticado por el grupo Amnistía Internacional, en 2011.

La organización se mostró preocupada por el tamaño de las celdas, las restricciones al ejercicio y el aislamiento, cuestiones que podrían suponer, según expresaron, "un trato cruel, inhumano o degradante".

Esta prisión fue el escenario de un intento de fuga en 1982, cuando dos personas armadas secuestraron un helicóptero e intentaron sacar a un preso desde el techo.

La seguridad se endureció de forma significativa después de que Mamdouh Mahmud Salim, descripto como la mano derecha de Osama Bin Laden y que esperaba juicio en un caso de terrorismo, empleara un peine afilado para apuñalar a un guardia el 1º de noviembre de 2000. Salim cumple allí una condena de cadena perpetua.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario