Pandemia

Cómo consiguió el Cudaio garantizar la donación de órganos en tiempos pandémicos

Desde el organismo provincial cuentan detalles de las estratégicas que pusieron en marcha para que Santa Fe sea la segunda provincia en donación y ablación de órganos y tejidos del país.

Viernes 28 de Mayo de 2021

La última ablación multiorgánica realizada en Rosario permitió trasplantar a cinco pacientes pero, además, puso en valor la tarea que realiza el Centro Único de Donación, Ablación e Implante de Órganos (Cudaio) de la provincia a la hora de implementar estrategias dinámicas en estos tiempos pandémicos. Así fue como la organización tuvo que poner en marcha una serie de métodos y logística complementarios para seguir realizando ablaciones y entregar o trasladar órganos a diferentes puntos del país.

El procedimiento realizado en el Hospital Centenario permitió tres trasplantes de órganos (un hígado y dos riñones) y dos de córneas. Pese a que la donación de órganos bajó a nivel mundial por razones vinculadas a la pandemia, durante mayo se registraron otros ocho donantes en Santa Fe, cuatro de ellos de órganos y dos de tejidos. De esta manera, la provincia es la segunda del país con más donantes en el mes, así como en lo que va del año.

Así lo destacó en diálogo con La Capital la subdirectora de la delegación Sur del Cudaio, Georgina Caggiano, quien explicó el minucioso procedimiento que tuvieron que poner en marcha a la hora de poder ablacionar y trasplantar órganos y tejidos.

La complejidad del coronavirus

"Tuvimos que modificar y utilizar métodos complementarios nuevos para la PCR por Covid, tanto por hisopados como muestras respiratorias bronquiales alta o baja y armar toda una logística nueva en lo que es el traslado de tejidos y de órganos, ya que por momentos, tanto los aeropuertos y terminales no podían utilizarse", explicó Caggiano.

Si bien los pacientes que hayan fallecido por coronavirus o su fallecimiento no pueden ser considerados donantes, Caggiano reveló que en muchos casos, aquellos pacientes que han tenido covid presentan signos de positividad en órganos y tejidos.

"Hemos visto que muchos pacientes que han tenido covid meses atrás, el hisopado y la muestra respiratoria les sigue dando positivo, lo cual representa una imposibilidad. Eso demuestra que hay restos residuales del virus que pueden haber quedado en el epitelio de las vías respiratorias aunque no represente una capacidad de contagio", explicó.

En tal sentido, agregó que la organización provincial tuvo que minimizar el equipo de trabajo para evitar el contagio. "Eso llevó a un cambio dinámico a la par de las restricciones que obedecen por la pandemia, lo cual no escapa a la realidad mundial. Pero, gracias al trabajo que venimos realizando desde hace años, nos encontramos dentro de los primeros lugares del país", destacó.

A la hora de precisar el procedimiento correspondiente a los exámenes complementarios que se realizan en cada paciente con capacidades de donar un órgano o tejido, Caggiano explicó que "se trata de un cambio dinámico. Por ejemplo, antes se consideraba un hisopado en las últimas 24 horas y ahora se realiza un aspirado broquial (mini BAL) para tomar muestras de secreciones respiratorias bajas, teniendo en cuenta que antes eran nasofaríngeos por hisopado".

Nuevo programa provincial de ablación de hígado

Además, comentó que el Cudaio puso en marcha el programa de ablación regional de hígado, algo novedoso a nivel nacional. "A través del abordaje familiar entre donantes y receptores, se acordó realizar la extracción del órgano en la provincia por medio de nuestro equipo para enviarla vía terretre o aérea a través de un avión sanitario", subrayó Caggiano, respecto a la iniciativa que tuvo llevó al Cudaio a ponerle en marcha a partir de la pandemia.

En la actualidad, la mayoría de los procesos que se realizan a nivel nacional ocurren en el Hospital de Emergencias Clemente Alvarez (Heca), por delante del hospital Cullen de Santa Fe, el Centenario y el Eva Perón de Granadero Baigorria, que son los cuatro efectores que se encuentran dentro del programa de donación de órganos.

Cómo se lleva a cabo el proceso de ablación y donación de órganos

La condición para ser donantes de órganos es que el paciente tenga el corazón latiendo. Y una vez que se hace el diagnóstico de muerte encefálica, se continúa con el diagnóstico y abordaje familiar para realizar todos los exámenes y trámites correspondientes entre donante y receptor.

"El proceso incluye interrogatorio con la familia para saber si hay enfermedades o patologías preexistentes, se realizan exámenes serológicos, ecografías, ecocardiogramas, tomografías, electrocardiogramas, broncofibroscopías, aunque hay casos que se pueden hacer tratamientos en el paciente receptor", precisó.

Por su parte Federico Fiorilli, coordinador de la Unidad de Terapia Intensiva No Covid del Centenario, expresó que "a partir de que los efectores tuvieron que concentrar tanto personal e infraestructura para pacientes con covid, sumado a otras restricciones externas, ha habido una disminución drástica en la potencialidad de donación de órganos. Por eso este nuevo proceso representa un logro especial; por las condiciones en que se dio, porque se da continuidad a una política pública en donación y, lo más importante, porque permitió cinco trasplantes a pacientes de la lista de espera".

Más de 500 trasplantes en los primeros cinco meses del año

Según precisó el Instituto Nacional Central Único Coordinador de Ablación e Implante (Incucai), 567 personas recibieron un trasplante de órganos y otras 424 uno de córneas gracias a 294 donantes durante los primeros cinco meses del año y pese a las restricciones que se impusieron por la pandemia de coronavirus. En total, se realizaron este año 331 trasplantes renales, 152 hepáticos, 43 cardíacos, 14 renopancreáticos, 14 pulmonares, 8 hepatorrenales, 2 cardiorrenales, 2 pancreáticos y 1 hepatointestinal, además de 424 de córneas.

En el marco del Día Nacional de la Donación de Órganos, que se celebrará el domingo 30 de mayo -en conmemoración del nacimiento del hijo de la primera paciente que dio a luz después de haber recibido un trasplante en un hospital público-, el Incucai subrayó: "Este año el mensaje principal será de agradecimiento a las personas que donaron sus órganos, haciendo que miles de personas puedan recuperar su salud y vivir plenamente".

"Desde el inicio de la pandemia el objetivo principal fue seguir garantizando la continuidad de la oportunidad del trasplante, entendiendo que cada posibilidad puede ser única en mucho tiempo para quienes lo necesitan", señaló Carlos Soratti, presidente del Incucai.

Soratti consideró que los más de 1.200 trasplantes de órganos realizados en este período son un logro importante del sistema de salud porque implicaron mucho esfuerzo, organización, empeño y pasión por sostener la donación en un escenario complejo, con la finalidad primordial de brindarle respuesta a quienes esperan un trasplante para recuperar su salud.

Leer más: Una donación de órganos en el hospital Eva Perón posibilitó dos trasplantes

Este año las acciones por el Día Nacional de la Donación de Órganos estarán enmarcadas en un reconocimiento especial a los y las donantes. Bajo el lema #GraciasDonantes se compartirán distintas piezas en las redes sociales, en las que pacientes que hayan recibido un trasplante y personas que expresan su voluntad a favor de la donación brindarán sus testimonios, con el objetivo de dar aliento a quienes esperan y multiplicar el mensaje del valor de la donación.

Desde el inicio de la pandemia en marzo de 2020, por decisión político-sanitaria del Ministerio de Salud, a través del Incucai, junto a los 24 organismos jurisdiccionales de ablación e implante de todo el país, se sostuvo la operatividad de los programas de procuración y trasplante de órganos, tejidos y células.

Desde esa fecha, se realizaron 483 procesos de donación de órganos y 177 de donación de tejidos, que permitieron que 1.276 personas en lista de espera recibieran un trasplante de órganos y 805 uno de córneas.

En 2003 se propuso el Programa Federal de Procuración de órganos, que permitió duplicar la cantidad de donaciones y dio impulso en 2005 a la ley que incorpora la figura de donante presunto. Esta normativa establece que toda persona mayor de 18 años es considerada donante con excepción de quienes manifiesten su voluntad en contrario, y permitió que la actividad del Incucai para procurar órganos para trasplante se incrementara notablemente.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario