La ciudad

Comienza la instalación de bebederos en las escuelas

Es la primera etapa de un total de 200, a raíz de un convenio entre el FAE y la Cátedra del Agua (UNR).

Sábado 03 de Agosto de 2019

El proyecto que busca llevar a la mayor cantidad de escuelas de la ciudad el derecho al agua segura y gratuita a través de la instalación de 200 bebederos dará el puntapié inicial en los próximos dos meses. Ese es el plazo que ayer acordaron las autoridades del Fondo de Asistencia Educativa (FAE) con los integrantes de la Cátedra del Agua de la Universidad Nacional de Rosario (UNR), como impulsores de la iniciativa para la colocación de los primeros 20 bebederos en edificios escolares. Es más, el objetivo es que antes de que termine el año, esté instalado por lo menos un centenar de artefactos que les permitan a los alumnos de Rosario acceder al agua segura, fuera del sector de sanitarios, indicó Faccendini.

La propuesta fue lanzada semanas atrás y se fundamenta en dos datos centrales. Uno es el que revela la última Encuesta Mundial de Salud Escolar realizada por la Organización Mundial de la Salud y Unicef, que muestra que en la Argentina sólo el 10 por ciento de las 63 mil escuelas del país cuenta con bebederos con agua potable y gratuita. El segundo apunta al consumo de azúcares de la población infantil, y se trata de un estudio internacional que cita Faccendini y que muestra que "los chicos incorporan a diario unas 600 calorías por el solo hecho de no consumir agua, sino bebidas azucaradas; lo que es equivalente a 15 chupetines".

Por eso, la titular del FAE, Susana Bartolomé, señaló que "si bien en muchos establecimientos escolares de la ciudad hay bebederos en condiciones, hay una decisión de poner en marcha el proyecto en los edificios donde se están realizando intervenciones y que no los tienen, porque es importante poner el tema en la agenda".

Así, asumió el compromiso de dar el primer paso con la instalación de los primeros 20 artefactos que garanticen a los chicos el acceso al agua, una obra que está pensada llevar a cabo a través de tareas de sensibilización", que los integrantes de la cátedra llevarán adelante con los alumnos.

"Se trata de darles el acceso, pero también las herramientas sobre los consumos saludables a los alumnos, además de las maestras y no docentes, para que así tengan después la libertad de elegir y la chance de comenzar a desplazar a las bebidas azucaradas", continuó.

La propuesta completa busca a largo plazo la instalación de 200 bebedores, de modo de sumar a la mayor cantidad de establecimientos posibles tanto del sector público como privado.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario