La ciudad

Comerciantes resisten los feriados puente y que sea optativo abrir las puertas

Quieren que se los declare no laborables. Advierten que la caída de las ventas es "importante", que "hay negocios que se están cayendo" y que les están "regalando el mercado a los shoppings".

Martes 13 de Mayo de 2014

"Démosle laburo a la gente, porque acá hay negocios que se están cayendo", sentenció, sin medias tintas, el vicepresidente primero de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (Came) y la Federación de Centros Comerciales de Santa Fe (Fececo), Elías Soso. La advertencia le sirvió al dirigente como argumento para explicar por qué la entidad nacional ya envió al gobierno un pedido para que los llamados "feriados puente" o incluso los no patrióticos, como el carnaval, se declaren apenas "días no laborables" y, en consecuencia, sea optativo abrir las puertas de los negocios.

Soso recordó además que si en abril pasado las ventas minoristas bajaron el 7,5 por ciento en todo el país, en mayo la caída podría superar el 10. "No puede ser que por esa cantidad increíble de feriados un comercio se pase cinco días cerrado", afirmó, convencido de que la misma "bronca" por el exceso se escucha "en todos lados".

Como entidad de tercer grado, Came alienta a que "cada sector, cada región, cada segmento, tome las decisiones que corresponda," sin imposiciones.

Sin embargo, a nivel institucional ya tomó posición y elevó una nota a las autoridades nacionales pidiendo "un cambio en la ley", que les permita trabajar en aquellos actuales feriados no medulares.

"Obvio que no queremos que se toquen los grandes feriados de la patria, como el 25 de Mayo, el Día de la Bandera, o el de la Independencia, que se deben respetar a rajatabla", advirtió Soso, "pero otra cosa son los dos días de carnaval o los feriados puente".

Como ejemplo del perjuicio que vienen sufriendo los locales por el cierre en esas jornadas, mencionó al 2 de mayo pasado. "En muchas localidades del interior ni se sintió y funcionó prácticamente como un día laborable común", dijo.

Soso recordó que de hecho "Rosario no es una ciudad tan turística como Mar del Plata, las sierras de Córdoba o el Noroeste", especialmente beneficiadas por los feriados. "En verdad, nosotros les estamos regalando el mercado a los shoppings, que sí abren, y al comercio ilegal", sostuvo, por lo que exhortó a "cuidar el empleo" mercantil, que en Rosario da de comer a "mucho más de 50 mil familias".

Su planteo es que los negocios puedan abrir, pero "respetando la ley y a los empleados" a través de dos mecanismos: la consulta previa "para tener su conformidad de si quieren o no trabajar ese día", y el pago doble.

"No busco la polémica por la polémica misma, sino que como dirigente registro que algo está pasando, que hay bronca por este tema en todos lados", aseguró.

Y dio su "opinión personal": que los comercios de barrio "de a poco van a volver a abrir, por una cuestión de supervivencia", e incluso en el centro, "para evitar caerse" y para que "no vuelvan a despoblarse las galerías".

De hecho, desde la Federación Rosarina de Paseos Comerciales también se advirtió que existe un "claro fastidio" por la "continuidad de tantos feriados, principalmente de aquellos que no participan del reparto del recurso turístico".

La entidad recordó incluso que el 2 de mayo, último feriado puente, ya se vio un "intento" de los locales más pequeños por competir con los shoppings. Básicamente, tratando "imperiosamente" de reponerse ante las sucesivas caídas de los cuatro primeros meses del año.

Pese a los diagnósticos agoreros, los mercantiles dijeron no haber sido convocados para hablar del tema y tampoco mostraron el menor entusiasmo por hacerlo.

"Los feriados dependen de una ley nacional, y la ley es la ley", sentenció el secretario gremial de Empleados de Comercio, Juan Gómez, para sostener que, en todo caso, "se trata de un problema de los empresarios".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario