La ciudad

Comerciantes piden más plazo para usar racionalmente el aire

Malos hábitos. Hoy se reunirán con la Municipalidad, que la semana pasada notificó a quinientos locales por incumplir una ordenanza vigente desde hace un año.

Lunes 18 de Enero de 2016

Los comerciantes del centro pedirán a la Municipalidad más tiempo antes de que comiencen a multarlos por tener las puertas abiertas con el aire acondicionado encendido, después de que 500 de ellos fueran notificados del incumplimiento de una ordenanza que fue sancionada hace un año y sobre la cual se desplegó todo un trabajo de concientización.
  Los comerciantes agrupados en la Asociación Empresaria de Rosario (AER) solicitaron una reunión al Ejecutivo, que se realizará hoy por la tarde. Fuentes empresarias y del gobierno reconocieron que el sector que más se resiste a cumplir la norma es el de las grandes cadenas de electrodomésticos.
  El presidente de la AER, Ricardo Diab, admitió que vienen trabajando con las recomendaciones y que la entidad está a favor de que se cierren las puertas, pero dijo que en la reunión con los funcionarios planteará la necesidad, dependiendo del caso, de un plan para adecuarse a la normativa en caso de requerir inversiones.
  La ordenanza busca crear conciencia en los grandes consumidores sobre el uso racional de la energía.
  Desde la Secretaría de Control del municipio adelantaron días atrás (y ayer lo confirmaron) que después de emitir un millar de notificaciones se comenzará con la aplicación de multas a los comercios infractores. Las sanciones arrancan desde los 30 pesos por metro cuadrado de los locales.
  En estos días de intenso calor se nota con mayor claridad lo poco o nada que se respetan las recomendaciones sobre ahorro energético. Acondicionadores de aire por abajo de los 24 grados y, sobre todo, con las puertas de los locales abiertas son moneda corriente en cadenas de electrodomésticos y deportes o en tiendas que ofrecen una bocanada de aire fresco tanto como los productos exhibidos en la vidriera.
  Desde inicios de diciembre, agentes de la Guardia Urbana Municipal y de la Dirección de Inspección de Comercio e Industria comenzaron a notificar a los dueños de los locales sobre los alcances de la ordenanza 9.375.
  La norma obliga a los locales comerciales con acceso desde la calle a “disponer de un sistema de cierre automático de puertas” para evitar “el despilfarro energético por las pérdidas al exterior” de los sistemas de calefacción y refrigeración.
  La tarea de los inspectores comenzó en el centro de Rosario. Según datos de la Secretaría de Control, en un mes se notificó a 483 comercios hallados en infracción. Casi la mitad de las actas fueron a negocios de la peatonal Córdoba y de la zona del Paseo del Siglo. En segundo lugar se ubicó el corredor comercial de calle San Luis, con 147 actas.
  El resto, se repartió casi en partes iguales entre los locales ubicados sobre la peatonal San Martín (60 actas) y las transversales como Paraguay, Presidente Roca o España (54).

Todos notificados. La Secretaría de Control y Convivencia municipal tiene previsto esta semana empezar a notificar también a los comercios de los paseos comerciales barriales.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario