La ciudad

Comerciantes del centro piden más policías ante una nueva ola de robos

La policía tomó el compromiso de reforzar el patrullaje con personal y unidades motorizadas y se adelantó que para diciembre se sumarán refuerzos para afectarlos a las comisarías.

Sábado 29 de Agosto de 2015

Comerciantes de las peatonales Córdoba, San Martín, galerías comerciales y calle San Luis nucleados en la Asociación Empresaria de Rosario (AER) insistieron ante las autoridades policiales en reforzar los patrullajes en la zona ante una nueva ola de arrebatos, robos y el recrudecimiento de las mecheras. Es más, hasta recriminaron que el carrito eléctrico policial dejó de funcionar, algo que admitieron las fuentes oficiales y revelaron que se le quemó la batería. La policía tomó el compromiso de reforzar el patrullaje con personal y unidades motorizadas y se adelantó que para diciembre se sumarán refuerzos para afectarlos a las comisarías.

Frente a las reiteradas quejas de comerciantes del centro y microcentro por el pulular de robos a clientes y en los propios locales, la AER convocó a sus referentes a un encuentro con el jefe de la Unidad Regional II, comisario inspector Miguel Angel Oliva.

Desde comienzos de año y durante un tiempo los operativos policiales en el área central tuvieron buena receptividad. No obstante, desde hace unos meses la presencia de descuidistas, ladrones, carteristas y mecheras en las calles comerciales y en los locales encendieron la luz de alerta.

"Si bien no se ha reiterado hasta el momento la seguidilla de robos con boqueteros, sí hay un grupo de mecheras que hasta amenaza a los vendedores. Y como la mayoría de los policías son de afuera, no perciben ni identifican la situación. Hasta se ha llegado a poner las fotos de las delincuentes en las vidrieras. Tenemos buenos recursos técnicos y equipamiento, pero falta el recurso humano, y más allá de la buena voluntad, no se consiguen de un día para el otro", apuntó el titular de la AER, Ricardo Diab.

En la reunión se escucharon varias críticas: la falta de presencia policial, el desánimo para denunciar para no perder el día de trabajo, los robos asociados al consumo de droga y "la sensación de que quienes son detenidos; como entran salen", dijo uno de los empresarios.

También se coló en el debate el pedido de desafectación de policías en las tareas de custodia a presos en los penales de las comisarías (donde se estima que hay unos 430 detenidos).

En el listado también figuró la preocupación por el incremento de vendedores ambulantes y manteros. "No quiero estigmatizar a nadie, resulta curioso que algunos aparecen un tiempo y luego desaparecen", indicó Diab.

La respuesta policial. En diálogo con LaEN_SPACECapital, el comisario Oliva indicó que se intensificarán los patrullajes y el ritmo de control junto a los móviles, y destacó que en las seccionales del centro y microcentro no existen mayores incidencias delictivas.

En cuanto a la promesa de incorporación de 300 nuevos policías que los empresarios se llevaron del encuentro, el titular de la Unidad Regional II no quiso especificar la cantidad de uniformados, pero adelantó "un nuevo flujo de recursos humanos previstos para diciembre. El objetivo es que sean destinados a las comisarías, con el fin de reforzar la presencia territorial sobre todo en los barrios".

El jefe policial admitió que el vistoso carrito eléctrico que usaba el personal sobre las peatonales está fuera de servicio y estimó que "a la brevedad volverá a estar en funcionamiento".

En cuanto al patrullaje habrá un énfasis durante los fines de semana y en horario nocturno, en particular las unidades motorizadas, y "se retomarán los controles e identificación de personas al igual que un refuerzo en horario diurno", concluyó Oliva.

Reclamo de Echesortu. En otro orden, ayer por la mañana un grupo de vecinos de Echesortu se concentró frente a las puertas de la Municipalidad para exigir más seguridad. Entre los principales reclamos figuró un pedido de intensificación de la acción policial ante los reiterados robos.

"El tema es que la comisaría te toma la denuncia, los datos, pero todo queda ahí, las investigaciones son lentas, todos los días es un robo tras otro, que entran a una casa, que golpean a una familia. No hay respuestas de nada, la gente sigue con la inseguridad día a día, y queda en manos de un ladrón que le pone un revolver en la cabeza y juega con tu vida", lanzó un vecino.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario