La ciudad

Comerciantes aseguran que ya están ahorrando energía

Bares y restaurantes del centro rosarino advierten que durante el verano están llevando adelante planes para bajar el consumo de energía en estos negocios, aunque advierten que producto del cambio de horario están cerrando por la noche más tarde que en veranos anteriores.

Lunes 14 de Enero de 2008

Bares y restaurantes del centro rosarino advierten que durante el verano están llevando adelante planes para bajar el consumo de energía en estos negocios, aunque advierten que producto del cambio de horario están cerrando por la noche más tarde que en veranos anteriores.

Es que el concejal del Partido del Progreso Social (PPS) Carlos Curi presentó un proyecto para que bares y restaurantes rosarinos racionalicen el uso de energía, sobre todo en los acondicionadores de aire. Una iniciativa con la que varios comercios del rubro gastronómico de Rosario se manifiestan de acuerdo, aunque destacan que en realidad ya está realizando este tipo de medidas.

“En realidad ya estamos racionalizando todo lo que podemos, pero por las altas temperaturas hay cosas que no podemos hacer, sobre todo con las heladeras y frezzers”, comentó Sebastián a La Capital on line el encargado del restaurante Club Fellini. El responsable del comercio ubicado en Pellegrini y Entre Ríos apunta que durante la mañana los acondicionadores de aire en el local lo tienen apagado, al igual que durante un lapso durante la tarde. De todas maneras, el encargado de Club Fellini indicó que producto del cambio de horario que rige desde diciembre, el restaurante se ve obligado a cerrar más tarde que en temporadas anteriores.

Desde el bar Arenhas, de Buenos Aires y Zeballos, también consideran oportuno el ahorro de energía. En este caso, describen que durante el día y la noche los aires acondicionados son apagados durante algunos lapsos en el local.

“Si se quiere se puede racionalizar el consumo de energía”, cuenta por su parte Martín Garay, encargado del bar Martínez (Corrientes y Santa Fe). “En nuestro caso tratamos de prender el aire no tan bajo y solo durante algunos momentos del día, aunque a la hora de la siesta es inevitable”, señala Garay. Consultado sobre la medida del edil rosarino, el encargado de Martínez la juzga como positiva, aunque también agrega que el mayor esfuerzo de ahorro eléctrico prácticamante ya se está haciendo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario