plasma

Comenzaron a extraer el plasma de los pacientes recuperados de coronavirus

Los primeros operativos se realizaron ayer en el Heca y el Eva Perón, de Baigorria. Lo usarán en un ensayo clínico para tratar a infectados.

Jueves 04 de Junio de 2020

Los hospitales de Emergencias Clemente Alvarez y el Eva Perón de Granadero Baigorria concretaron ayer los primeros dos operativos de obtención de plasma de pacientes recuperados de Covid-19 para el tratamiento de personas que actualmente transitan la enfermedad. La experiencia forma parte de un ensayo clínico desarrollado por el Ministerio de Salud de la Nación para determinar los beneficios de esta terapia. En toda la provincia hay 50 personas anotadas como donantes voluntarios. Cada donación permite el tratamiento de unas tres pacientes.

La secretaria de Salud de la provincia, Sonia Martorano; el titular del Cudaio, Mario Perichón, y el secretario de Salud del municipio, Leonardo Caruana, destacaron ayer la importancia de la tarea desarrollada en ambos hospitales públicos. Las extracciones, realizadas mediante máquinas de aféresis que permiten separar el plasma del resto de los componentes sanguíneos, forman parte de una primera etapa de la investigación, donde se busca establecer la seguridad del procedimiento de obtención de plasma.

En esta fase interviene también el Centro Regional de Hemoterapia de Rosario, donde se realizarán los estudios serológicos y se pondrá a resguardo el plasma obtenido de pacientes recuperados, hasta tanto algún centro de tratamiento lo demande.

Hasta ahora, estas terapias sólo se realizan exclusivamente en la provincia de Buenos Aires (ver aparte).

Para la secretaria de Salud de la provincia, el hecho de que la provincia sea seleccionada para participar de un ensayo nacional demuestra que "tiene capacidad de trabajo en conjunto entre distintas jurisdicciones y cuenta con el equipamiento y los profesionales necesarios" para formar parte de una investigación que busca alternativas para tratar la enfermedad por coronavirus. "La pandemia está entre nosotros y nos exige trabajar juntos y cuidarnos entre todos. Santa Fe está preparada para esto", afirmó.

Perichón, en tanto, recordó que las terapias con plasma de convalecientes de Covid-19 están siendo observados "en todo el mundo" como una alternativa para los pacientes en estado grave, como tratamiento compasivo, y también en etapas más tempranas de la enfermedad "con el objetivo de que no progrese en formas graves".

El director del Cudaio destacó el compromiso manifestado por "los 50 donantes que se inscribieron en forma voluntaria, solidaria y anónima, por todo el personal del Cudaio y del centro de hemoterapia".

Logro

La convocatoria a las personas recuperadas de Covid-19 a donar sangre comenzó la semana pasada. Actualmente, en la provincia hay unas 200 personas, de las cuales 98 viven en Rosario, que obtuvieron el alta médica después de cumplir con los 14 días de aislamiento y sumar dos test de Covid-19 con resultado negativo. En los últimos días, todos los recuperados están recibiendo un mail convocándolos a donar sangre que podría ayudar en el tratamiento de otros pacientes.

El secretario de Salud del municipio remarcó que "el buen vínculo que los equipos de salud mantienen con cada uno de las personas durante el transcurso de su enfermedad, es lo que favorece la donación" y consideró que la posibilidad de participar de un proyecto de investigación nacional "sigue jerarquizando la infraestructura y los equipos de trabajo que hace años demuestran con eficacia y eficiencia cómo se trabaja desde la salud pública". Según analizó, "el hecho de que personas recuperadas sean parte de un proceso terapéutico para otros va a jerarquizar a esta población. Y también a las personas que trabajan a diario pensando a la salud en términos de derecho de la población".

Para los donantes, la extracción de plasma es como una donación de sangre común. Pero en el procedimiento interviene una máquina (de aféresis automatizada) que permite extraer sangre a través de un separador celular seleccionando un elemento en especial, en este caso plasma, y devolver al donante el resto de los componentes sanguíneos.

El plasma es un líquido ligeramente amarillento donde se encuentran suspendidos los glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas. Está formado además por una gran cantidad de proteínas, entre ellas las inmunoglobulinas, que protegen de las infecciones. En la transfusión de estas defensas de pacientes recuperados de Covid está centrada la esperanza del tratamiento. Cada donación permite obtener entre 400 y 600 mililitros de plasma, con los cuales se puede asistir a dos o tres personas enfermas.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario