La ciudad

Comenzarán a sancionar a los rosarinos que derrochen agua

El primer día hábil de 2012, la Municipalidad comenzará a sancionar a consorcios, comercios y lavaderos de autos que no utilicen racionalmente el agua con multas que van de los 200 a los 900 pesos. Los inspectores exigirán el uso de baldes o mangueras con sistema de corte para la limpieza de veredas y vehículos.

Martes 27 de Diciembre de 2011

El primer día hábil de 2012, la Municipalidad comenzará a sancionar a consorcios, comercios y lavaderos de autos que no utilicen racionalmente el agua con multas que van de los 200 a los 900 pesos. Los inspectores exigirán el uso de baldes o mangueras con sistema de corte para la limpieza de veredas y vehículos. De hecho, el municipio está notificando por escrito a los actores sobre la implementación de varias normas aprobadas por el Concejo.

El subsecretario de Gobierno municipal, Miguel Pedrana, confirmó a La Capital que "el 2 de enero agentes de diversas áreas de control, incluida la Guardia Urbana (GUM), comenzarán a labrar actas de infracción a los que incumplan la normativa vigente en lo referido al uso racional del agua potable".

El funcionario aclaró que "ante el primer incumplimiento habrá un apercibimiento, y en la primera reincidencia ya se remitirán las actuaciones al Tribunal de Faltas para que los jueces fijen los montos de las sanciones, que van de 200 a 900 pesos".

Pedrana destacó que durante diciembre, con su firma y la del director de Inspección municipal, Rodrigo Gutiérrez, la Intendencia envió cartas a consorcios, comercios y lavaderos habilitados para comunicarles la inminente aplicación de sanciones, a más de un año de haberse aprobado las normas en el Palacio Vasallo.

Las ordenanzas cuyo cumplimiento el municipio comenzará a exigir son dos: la 8.458, que estableció la obligatoriedad de utilizar dispositivos conocidos como "pistolas de agua, interruptoras o pulsadoras" para los lavaderos de autos, y la 8687, que fijó para propietarios, comerciantes y frentistas la forma de limpiar las veredas mediante la utilización de "baldes, o en su defecto, mangueras provistas de sistema de corte, interruptores o pulsadores".

En ambos casos, la Municipalidad encaró campañas de difusión junto a Aguas Santafesinas SA (Assa) para concientizar a la ciudadanía sobre la necesidad de utilizar racionalmente los sistemas sanitarios.

La iniciativa contempló la distribución de folletería y de las pistolas para reducir el consumo.

El gerente de Relaciones Institucionales de Assa, Guillermo Lanfranco, adelantó que en las próximas semanas la compañía intensificará el reparto de las pistolas a consorcios y lavaderos ubicados sobre las avenidas Pellegrini y Uriburu para fomentar el consumo racional, en simultáneo con una nueva campaña de difusión sobre la temática.

Para la concejala socialista Viviana Foresi, autora del proyecto que modifica la limpieza de veredas, "es importante que transcurrido más de un año de la aprobación de la norma el municipio exija su cumplimiento mediante las sanciones para generar mayor conciencia, justo en verano, donde el consumo de agua sube notablemente".

Al respecto, Lanfranco recordó que hasta el año pasado estuvo vigente un decreto sancionado durante la última dictadura (2964/77) que "ordenaba limpiar las veredas, lo que en parte generó un hábito cotidiano entre los rosarinos, cuando en otras ciudades no es así".

"El primer paso para revertir esa tendencia es no dejar la manguera abierta sin ningún corte. Tal vez para más adelante haya que repensar si es necesario limpiar las veredas todos los días, cuando además en muchos barrios los hacen dos veces al día, a la mañana y a la tarde", concluyó el funcionario.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario