La ciudad

Cobra impulso el revalúo catastral para sumar recursos a la TGI

El Ejecutivo presentará un estudio que notó fuertes diferencias entre la valuación fiscal y la del mercado de cada vivienda. Hacienda planteó la actualización del valor de las propiedades.

Miércoles 04 de Noviembre de 2015

El municipio intentará sumar recursos a la recaudación de la tasa general de inmuebles (TGI) mediante un revalúo catastral. "La actualización de los valores de las propiedades es la opción más justa", remarcó la secretaria de Hacienda, Verónica Irízar. Para la funcionaria, ajustar el precio de las viviendas y a partir de allí el monto mensual de la TGI "es más equitativo que subir las alícuotas de manera generalizada". Este mes, la Intendencia presentará al Concejo un trabajo finalizado en 2013 que detectó notables asimetrías entre el valor fiscal y el de mercado de cada parcela. El impacto para los contribuyentes será variado.

Irízar aclaró que el Ejecutivo y el interbloque del Frente Progresista aún no tomaron una definición política respecto al esquema que se elevará al Palacio Vasallo para sumar recaudación propia en el marco del presupuesto 2016.

Pero admitió que la alternativa que más seduce al oficialismo es el revalúo catastral. "Es la opción más equitativa para ir ajustando los montos que paga el contribuyente tomando en cuenta el verdadero valor del suelo, el impacto de los servicios en la zona y los cambios urbanísticos que hubo en los últimos años", agregó.

En ese sentido, según pudo saber LaCapital, el gobierno de Mónica Fein tiene listo para presentar a los ediles un relevamiento catastral actualizado a la situación de finales de 2013.

El trabajo cotejó los valores fiscales vigentes y los montos de mercado de cada parcela, tomando en cuenta publicaciones de inmobiliarias, avisos clasificados y otros registros del sector.

"Las diferencias son muy significativas", admitieron en el Palacio de los Leones. En particular hay cambios muy fuertes en el valor del suelo de las urbanizaciones de Puerto Norte.

De inmediato, desde la Municipalidad aclararon que la actualización catastral local "no debería impactar en el impuesto a los Bienes Personales, ya que Afip no toma en cuenta valuaciones municipales sino las provinciales".

Ese razonamiento hicieron varios bloques opositores años atrás en el Concejo cuando el Ejecutivo propuso el revalúo. Advirtieron sobre el impacto que tendría para muchos contribuyentes sobre ese y otros tributos nacionales.

En el oficialismo son conscientes que tanto el ajuste vía alícuota o bien mediante el revalúo requerirá de una ardua negociación política con el arco opositor, con final abierto y complejo.

Sobre ese punto, la funcionaria dijo que existe "una realidad ineludible" vinculada "a un contexto inflacionario, donde lamentablemente no hemos podido encontrar los consensos en el Concejo para ajustar la tasa al ritmo de lo que ha crecido el gasto básico".

La titular de Hacienda defendió la necesidad del ajuste. "Rosario debe tener una de las tasas municipales más bajas del país, teniendo en cuenta su dimensión y prestaciones, que van mucho más allá del tradicional alumbrado, barrido y limpieza (ABL) que debe prestar un gobierno local", enfatizó.

Al respecto, según la responsable de las finanzas municipales, "los valores actuales que pagan los contribuyentes están muy atrasados. Tanto que el 59 por ciento de los contribuyentes rosarinos paga hasta 100 pesos mensuales y casi el 70 no supera los $150 por mes".

Para Irízar, "cualquier porcentaje de incremento que se mencione puede parecer elevado. Pero en valores absolutos, en pesos contantes y sonantes, no son valores tan significativos en una economía familiar".

Y luego agregó: "En el contexto inflacionario que vive el país, la tasa ha perdido capacidad de financiamiento del ABL. Pasó de cubrirlo en un 85 por ciento a fines de 2014 a financiar sólo un 72 por ciento en la actualidad", dijo en declaraciones a La Ocho.

Irízar advirtió que la intención de la Intendencia "no es actualizar de una sola vez y cubrir la totalidad del financiamiento del ABL con lo que se recauda de TGI en 2016, sino que se intentará hacerlo de manera progresiva".

La secretaria de Hacienda estimó que las definiciones se conocerán a finales de la semana próxima. "Estamos esperando los datos del presupuesto provincial, los recursos provinciales representan el 30 por ciento de los fondos tributarios de la ciudad", apuntó.

Rechazo opositor en el Concejo

La concejala Lorena Giménez Belegni (PPS), vicepresidenta de la comisión de Presupuesto, planteó que “bajo ningún punto de vista” analizará una propuesta de ajuste significativo de la tasa por considerar que el mayor problema del municipio no pasa por el bajo valor de la TGI, sino por “achicar gastos, ya que este año alcanzará un déficit acumulado de más de 2.000 millones de pesos”.

Polémica en Santa Fe por otro ajuste automático 

Una fuerte polémica se desató  en la ciudad de Santa Fe por un nuevo ajuste automático de la tasa general de inmuebles (TGI). La oposición en el Concejo denunció un “desmedido aumento” de la tasa del 9 al 208 por ciento. Y reclamó que regrese a los ediles la potestad de fijar los valores de la TGI como ocurría hasta 2012.
  Al igual que otros municipios de la provincia y del país, la Municipalidad de la ciudad de Santa Fe tiene un esquema de ajuste automático de componentes que impactan directamente en la tasa general de inmuebles (TGI).
  De acuerdo a una ordenanza aprobada hace tres años, la Dirección de Catastro Municipal relevará trimestralmente los valores medios de plaza de las zonas inmobiliarias y, “en caso de corresponder, confeccionará una propuesta de actualización de los valores del metro cuadrado de terreno (...) La propuesta será considerada y resuelta por el Ejecutivo municipal (...)”.
  De esta forma, el intendente José Corral tiene la potestad de determinar con un decreto esa actualización, que el propio Concejo le otorgó en 2012 con el apoyo mayoritario del interbloque oficialista. Otra facultad similar que tiene es la de autorizar aumentos en la tarifa del transporte público de pasajeros.
  La semana pasada ingresó al cuerpo legislativo de la capital un mensaje de Corral que actualizó los valores del metro cuadrado de terreno por cada una de las 43 zonas inmobiliarias que tiene Santa Fe, una de las variables del avalúo fiscal municipal para el método de cálculo de la tasa general de inmuebles (TGI).
  Según el concejal Ignacio Martínez Kerz (PJ), ello encubrió un “desmedido aumento” en la TGI de hasta el 208 por ciento, según denunció en la última sesión del cuerpo.

 

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario