La ciudad

Clubes de la costa piden que se recupere un gran balcón al río

Se trata del espigón Maciel, que el municipio había prometido restaurar en 2013. Sigue abandonado y se tornó muy peligroso

Miércoles 27 de Diciembre de 2017

Los clubes de la costanera norte reclaman que las obras para reparar la avenida Colombres incluyan también la recuperación del espigón que se encuentra a la altura de calle Maciel. El paseo público que se interna unos 200 metros en el Paraná lleva años abandonado y cerrado al público. No obstante, con frecuencia, grupos de pescadores suelen utilizar ese lugar para tirar sus líneas, exponiéndose al peligro de caer al agua.

"Hace varios años que venimos planteando este tema a la Municipalidad", recordó el administrador del club Amistad Marina, Carlos Rodríguez. El directivo apuntó que, varias veces, los clubes tuvieron que reponer el tejido para que la gente no ingrese. "Pero los chicos no hacen caso, se meten igual", subrayó.

El espigón de calle Maciel es la continuación del puente peatonal que cruza sobre la avenida Colombres, a la altura del 1000. Este año, las fachadas del puente se pintaron de colores y también se cambió el piso del paseo. Sin embargo, el muelle que llega hasta el río y bordea las caletas de los clubes náuticos siguió clausurado.

"Es un hermoso paseo público, que la gente podría usar para disfrutar del río", lamentó Gonzalo Pellejero, directivo del Yacht Club.

El directivo del club ribereño advirtió que "por las sucesivas crecidas del río y la falta de mantenimiento se fue desmoronando, al punto de que actualmente se abrió un pozo enorme en la punta".

Abandonado

Tanto Rodríguez como Pellejero recordaron que desde la Unión de Clubes de la Costa varias veces reclamaron al municipio la reparación del espigón. En la entidad están representados todos los clubes que tienen "salida al río", desde la zona sur hasta La Florida.

LaCapital publicó en su edición de ayer que la Secretaría de Obras Públicas del municipio había contratado una consultora privada para que evalúe las causas de la aparición de fisuras y hundimientos en las veredas de la costanera norte.

La empresa deberá evaluar si los baches se relacionan con problemas estructurales de los terraplenes que sostienen la avenida y proponer las intervenciones necesarias para resolver los problemas que se presentan en las aceras.

Desde los clubes advirtieron también sobre la necesidad de restaurar el muelle inaugurado en la década del 80, como parte de los trabajos de construcción de avenida Colombres.

El camino abierto al público se interna en el Paraná, bordea el Yacht Club y confluye en la caleta que comparten Cirse, Amistad Marina y el Club de Velas.

Los socios de estas entidades destacan que, hace tiempo, el camino era muy transitado para hacer ejercicio, mirar el río o pescar.

Pero actualmente, el lugar despierta desconfianza, algunos advierten que se ha transformado en un "basural" o un "aguantadero" para actividades delictivas.

"Esta abandonado, oscuro y resulta un peligro porque la gente lo usa para pescar pese a que está clausurado", apuntó Pellejero y destacó que el espigón ya lleva más de diez años clausurado.

Para el administrador de Amistad Marina, "el lugar podría ser un mirador muy lindo para llegar hasta el río, en cambio está totalmente abandonado".

En obras

En enero de 2012, el por entonces secretario de Obras Públicas, Omar Saab, había anunciado la existencia de un proyecto para intervenir el muelle. "Vamos a intentar tenerlo listo para la próxima temporada", había arriesgado.

Cinco años después, el balcón al río sigue esperando.

desidia y abandono. Rejas, rieles y alambres cruzan la zona, junto a plantas que crecieron sin control.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario