La ciudad

Clínicas y sanatorios privados de Santa Fe le cortaron el servicio a prepagas "premium"

La medida es porque las prepagas no trasladaron a los honorarios el último aumento de las cuotas. Sólo se atienden urgencias.

Viernes 31 de Enero de 2020

Clínicas y sanatorios privados de la ciudad de Santa Fe anunciaron ayer la decisión de suspender los servicios a pacientes con servicios de prepagas “premium”. La medida fue tomada porque las compañías no trasladaron el último aumento de las cuotas que tuvieron los pacientes a los honorarios de los médicos.

Las empresas afectadas son Osde, Swiss Medical, Medifé, Galeno y Medicus, que tienen el valor de las cuotas, para grupos familiares o individuales, más altos del mercado. El servicio que brindan está regulado por la Superintendencia de Seguro de Salud de la Nación, organismo encargado de autorizar los incrementos de las cuotas.

El titular de la Asociación de Clínicas y Sanatorios, Carlos Abraham, confirmó que por el momento solo se atienden las urgencias y que de no mediar un acuerdo inmediato el próximo sábado se cortará todo tipo de servicio, incluido el de emergencias.

"Durante el año pasado, de una manera medio extraña, han tenido un aumento en las cuotas del 60 por ciento. El acuerdo de ellos es con nosotros, que también somos empresas privadas y somos quienes le damos los servicios que ellos venden. En diciembre el gobierno les otorgó un 12 por ciento de aumento (para llegar al 60 por ciento) y nos comunicaron que no van a trasladar ese aumento (a clínicas y sanatorios); ni los honorarios, ni el valor de las prestaciones", manifestó Abraham. La explicación que dan las compañías, según dijo, es "porque necesitan el dinero para otras cuestiones que se han encarecido".

"Al no tener la posibilidad de negociar, lo que hemos hecho es dejar de atender", afirmó. "Por ahora estamos solo atendiendo las urgencias, por una cuestión contractual y médica porque no podemos caer en el abandono de los pacientes, pero a partir del sábado dejaremos de atender completamente a esas cinco obras sociales", agregó.

Abraham admitió que los que salen perdiendo en esta situación son los pacientes y apuntó a estas prepagas premium: "Venden un servicio que no brindan, intermedian en una situación. Son como una especie de contratistas, sin estructura". Aclaró que antes se acordaba en forma particular, con cada prepaga, pero que "desde el año pasado se han cartelizado y tienen una mesa en Buenos Aires que las reúne".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario