La ciudad

Clínicas y sanatorios advierten que los servicios de salud están en emergencia

Los aumentos en insumos y medicamentos complican las finanzas de las instituciones de salud. Reclaman medidas concretas.

Jueves 29 de Agosto de 2019

El brusco aumento del dólar pos elecciones primarias y sus consecuencias sobre el precio de insumos y medicamentos complican las finanzas de las instituciones de salud. "Estamos viviendo una situación extremadamente dificultosa", advirtió el presidente de la Asociación de Clínicas y Sanatorios, Rodrigo Sánchez Almeyra. El dirigente empresarial consideró atinado declarar al sector "en emergencia", a la par que reclamó "medidas concretas" que ofrezcan algo de aire al sistema.

El secretario de Salud Municipal, Leonardo Caruana, fue el primero en advertir sobre las subas en los precios de los insumos básicos para el funcionamiento de los servicios de salud. El martes pasado, el funcionario señaló que en lo que va el año medicamentos y descartables aumentaron entre el 40 y el ciento por ciento, y consideró que frente a este panorama "los sistemas de salud pública están realmente muy debilitados".

Los aumentos alcanzaron incluso a los productos de uso frencuente. LaCapital accedió ayer a un listado de los fármacos e insumos más utilizados en los hospitales públicos, la mayoría tuvo incrementos del ciento por ciento entre enero y julio pasado (ver aparte).

El titular de la entidad que reúne a una veintena de clínicas y sanatorios de la ciudad compartió el diagnóstico del secretario de Salud municipal. "Vemos la misma situación que en el sector público de la salud, la diferencia es que no tenemos posibilidad de manejar presupuestos estatales, sino que nos sostenemos con nuestros propios ingresos", sostuvo.

Sánchez Almeyra precisó que "las instituciones de salud no acceden a créditos bancarios, como tantas otras. Pero además nuestro sistema es pospago, es decir que brindamos un servicio y recién después de cumplido recibimos la retribución por nuestras prestaciones. Y tardamos entre 60 y 90 días en cobrar los servicios".

En medio de este panorama, la fuerte suba del tipo de cambio y su impacto sobre insumos "muy atados al precio del dólar, sean nacionales o importados", pone a las prestadoras de salud en "una situación extremadamente dificultosa", describió.

La asociación que reúne a las clínicas funciona como una cámara empresarial. Interviene en la discusión de las pautas arancelarias con los financiadores de salud y de los convenios colectivos de trabajo. Además, tiene a su cargo el estudio y actualización de los costos asistenciales, de los insumos y de los servicios relacionados con la actividad sanatorial.

Este último punto tuvo a sus miembros reunidos varias veces en las últimas semanas. El titular de la entidad narró que iniciaron una ronda de consultas con especialistas asesores en cuestiones económicas y financieras, "que pintaron un panorama completamente negro" sobre la situación de las empresas de salud. "Son momentos muy difíciles del país y estamos totalmente preocupados, vamos analizando el día a día", sostuvo.

El médico describió que "se trata de una situación sumamente compleja para todas las instituciones de salud", sean grandes o pequeñas.

"Estamos extremadamente preocupados porque tenemos ingresos acotados y egresos no acotados", explicó y apuntó que los aumentos en los insumos "no tienen techo".

La criticidad de la situación es tal, explicó, que durante la semana pasada los sanatorios tuvieron que suspender algunas cirugías programadas porque las obras sociales no entregaban las prótesis necesarias para las intervenciones. "Es un panorama sumamente atípico", apuntó.

En emergencia

Hace cinco días, sindicatos médicos de la provincia de Buenos Aires analizaron el impacto que tuvo en el sistema la devaluación y pidieron que se declare la emergencia sanitaria. Según advirtieron, durante la última semana la mayoría de los hospitales bonaerenses y numerosos establecimientos municipales se quedaron "sin insumos básicos para su adecuado funcionamiento" por la caída de licitaciones o la falta de entrega de proveedores.

Para el presidente de la asociación de clínicas, "no caben dudas de que la salud tiene que estar en una situación de emergencia", aunque agregó que esto no tiene que ser "sólo una declaración política, sino que debe involucrar medidas concretas" que produzcan mejoras en la situación.

"Acá hay muchos actores involucrados, prestadores, financiadores del sistema de salud, laboratorios, el Estado, hay que tomar medidas concretas porque realmente la salud ya se encuentra en estado de emergencia".

De todas formas, aclaró, que en las clínicas y sanatorios locales "no hay faltantes de insumos ni de medicamentos, porque la mayoría de las instituciones de salud tienen garantizados entre sus bienes de capital, insumos que alcanzan a cubrir entre 30 y 60 días".

Aun así, repitió: "Nuestra realidad está muy atada a la situación del país".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS