La ciudad

Clima extremo: Rosario vivió el febrero más seco desde que hay registros

Según el Servicio Meteorológico, la región padece la sequía más intensa de los últimos 60 años. La ciudad acumuló sólo 5 milímetros.

Domingo 01 de Abril de 2018

Cosechas perdidas, suelos marrones, pasto quemado, insectos y aves con conductas fuera de lo normal. La sequía que todavía afecta a la región centro del país no afloja y ya tiene algunos datos científicos que ayudan a dimensionar la severidad del evento climático: según información del Servicio Meteorológico Nacional (SMN), la provincia de Santa Fe vivió el verano más seco desde 1961.

   En ese contexto, Rosario tuvo el febrero menos lluvioso desde que hay registros con apenas 5 milímetros de agua, una cifra muy por debajo de los 75/100 milímetros que en promedio caen en esta zona en esa época del año.

   "Como ya se ha difundido, este verano se ha presentado muy seco en gran parte del país y particularmente para la provincia de Santa Fe, que atravesó el verano más seco desde 1961 dejando atrás otros veranos muy secos como los de 2001/02, 1988/89, 1979/80 y 1967/68", explicó José Luis Stella, especialista del SMN.

   Si se analizan los registros de diferentes localidades santafesinas, aquellas que menos agua recibieron en el período diciembre/enero/febrero fueron Ceres y Reconquista con acumulados para ese trimestre de 77,2 y 153 milímetros, respectivamente.

   Por su parte, Rosario tuvo la particularidad de registrar el febrero más seco de la serie con tan sólo 5 milímetros de lluvia, dejando atrás el anterior récord de sequía que era de 7,3 milímetros caídos en ese período del verano de 1972.

   Según explicó el especialista, estas anomalías estivales estuvieron influenciadas por el episodio de "La Niña" que "si bien fue de débil a moderada intensidad, se potenció por la influencia de otros forzantes de menor escala como la circulación en latitudes polares que se mantuvo durante todo el verano en su fase positiva, inhibiendo las precipitaciones y favoreciendo a muy altas temperaturas en la Patagonia y el centro del país".

Termómetro

Stella agregó, en relación a los registros de temperatura, que si bien fue un verano cálido no superó los récords anteriores. En ese escenario, el verano 17/18 terminó en el séptimo lugar entre los veranos más calurosos desde 1960 hasta la fecha.

   Tampoco se registró ningún récord en cuanto a temperaturas.

   Lo que sí hubo fueron varios episodios de olas de calor de corta duración durante enero y febrero. Rosario registró los siguientes casos de ola de calor: entre el 10 y el 12 de enero (con registros que oscilaron entre los 23,7 grados de mínima y 36,9 de máxima; entre el 3 y el 6 de febrero (entre 21,1 y 35,4); y del 16 al 18 de febrero (con temperaturas que se movieron entre los 20,7 y los 35,4 grados).


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario