La ciudad

Clausuraron un restaurante por falta de habilitación

La sanción a la parrilla de pescado se dispuso en el marco de los operativos de verano. Los inspectores cerraron también una granja.

Lunes 23 de Diciembre de 2019

En el marco de los operativos de control realizados por el municipio en la costanera norte, este fin de semana se clausuró un restaurante de pescados que carecía de habilitación. También se cerró una granja emplazada entre los puestos que tradicionalmente ocupan los pescadores.

Según el parte de la Secretaría de Control y Convivencia municipal, las acciones se enmarcan en el fortalecimiento de los controles anunciados en materia de seguridad vial, ocupación de espacios públicos y comercialización que se desarrollarán este verano en la zona de playas de la Rambla Catalunya, en el balneario municipal La Florida y en el barrio de Pichincha.

Los agentes municipales que participaron de los operativos en la costanera norte clausuraron dos comercios debido a las irregularidades detectadas.

En el caso de la parrilla-restaurante Club del Este, asentada en la zona de la rambla municipal, los inspectores constataron que el local no tenía habilitación. Es decir, carecía del permiso para funcionar del municipio y, por lo tanto, estaba al margen de los controles en materia de seguridad e higiene.

En el caso de la granja Las Vecinas, ubicada entre los puestos de venta de pescado de la rambla Catalunya, el motivo de la sanción fue la violación de una clausura que los agentes municipales ya habían impuesto al local.

La secretaria de Control y Convivencia municipal, Carolina Labayrú, adelantó que la Municipalidad evalúa presentar acciones penales en ambos casos atento a la repetición de un accionar contrario a las normas que regulan la actividad comercial en la ciudad.

"Las clausuras se concretaron en el marco de la intensificación de un accionar preventivo y de control de la Secretaría en la zona norte y también en Pichincha", señaló Labayrú, quien remarcó que el objetivo central de la nueva gestión es fortalecer el ordenamiento del tránsito, la circulación y permanencia en espacios públicos y el funcionamiento de comercios.

Con este objetivo se puso en marcha el Operativo Verano 2020, una serie de acciones organizadas a fin de garantizar la seguridad ciudadana de quienes disfrutan de la zona balnearia durante los meses más calurosos, así como también de Pichincha, en horario nocturno.

Trinomios

Las intervenciones se efectúan a través de un dispositivo que permite brindar respuestas más eficaces a las necesidades de los ciudadanos: los denominados trinomios de control, conformados por agentes de la Guardia Urbana Municipal (GUM), Control Urbano y la Dirección General de Inspección que recorren, en el caso de lo que se refiere al control de zona norte, la avenida Carrasco así como también la zona de la playa ejerciendo fiscalizaciones de manera conjunta y con similares alcances permitiendo una atención más integral a las distintas situaciones que se presenten.

Sus funciones son controlar los locales gastronómicos, la venta y consumo de bebidas alcohólicas, la venta ambulante, entre otras cuestiones. Cabe señalar que anteriormente, las intervenciones se realizaban por parejas de agentes de la misma área teniendo de esta forma una incumbencia más limitada.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario