La ciudad

Cientos de taxistas despidieron al chofer asesinado

Mario Esusy murió tras recibir un disparo en el tórax en un asalto en barrio Ludueña. El hecho provocó un paro de 24 horas hasta ayer, a las 6.

Sábado 20 de Abril de 2019

Mientras la Justicia espera el resultado de las medidas para avanzar en el esclarecimiento del crimen del taxista Mario Esusy, una caravana interminable de choferes acompañó ayer a la familia y al cuerpo del hombre de 61 años hasta el cementerio La Piedad. Un paro que se levantó a primera hora de ayer, movilizaciones, medidas de protesta, bloqueo de la salida de servicios de la Terminal de Omnibus Mariano Moreno y encuentros con las autoridades del Ministerio de Seguridad de la provincia marcaron las últimas 48 horas desde el asesinato de Esusy en un intento de robo en barrio Ludueña, donde había ido a levantar un viaje.

El hecho se produjo a primera hora del jueves, cuando el chofer se dirigió en su Chevrolet Corsa a la esquina de Casilda y Formosa para tomar un servicio que había recibido a través del sistema de radiollamada. De acuerdo a la reconstrucción de los hechos que hizo el fiscal Andrián Spelta, el primero en tomar la investigación que ahora ya está en manos de Marisol Fabbro, desconocidos en moto se aproximaron al vehículo y forcejearon con la víctima, que intentó escapar y recibió como respuesta un disparo de pistola 9 milímetros a la altura del tórax, lo que le provocó la muerte en el lugar.

Sobre la mecánica del hecho, Spelta detalló en esas primeras horas que quienes abordaron a Esusy venían de un intento fallido de entradera, y añadió: "Quisieron robar al taxista, quien lamentablemente recibió un disparo que terminó en su fallecimiento. De la autopsia realizada en el Instituto Médico Legal (IML) se determinó que la víctima tenía un golpe en la cabeza del lado izquierdo. Esto da a entender que hubo un intento de forcejeo o de ataque físico por parte de los homicidas. Ante el intento de huida del taxista se desencadenó el disparo y la muerte".

Desde el inicio de la investigación, la Fiscalía indicó tener "datos precisos" para dar con los autores del hecho y si bien ayer la causa ya había pasado a manos de Fabbro, se estaba a la espera de los resultados de las medidas ordenadas en las últimas horas, vinculadas a cámaras de vigilancia y la corroboración de testimonios tomados en las primeras horas.

Reacción

La respuesta de los taxistas al hecho fue inmediata. Incluyó un paro de actividades en las siguientes 24 horas y una movilización en un día clave en plena Semana Santa a la Terminal de Omnibus Mariano Moreno donde, a lo largo de varias horas, mantuvieron bloqueada la salida de servicios para manifestar la bronca por el hecho. E incluso en la zona donde ocurrió el hecho, vecinos y taxistas exigieron con otra movilización mayor seguridad.

En paralelo, los dirigentes de las cámaras de titulares de taxis, así como del sindicato de peones, mantuvieron un encuentro en la sede local de Gobernación con el ministro de Seguridad, Maximiliano Pullaro, quien desde el principio se comprometió en el esclarecimiento del hecho, e insistió en la hipótesis de que se trató de un intento de robo (ver aparte).

Desde el Palacio de los Leones también marcaron su colaboración. El secretario de Gobierno, Gustavo Leone, indicó que estaba a disposición de la Justicia la información disponible del recorrido de la unidad de Esusy en los minutos previos al hecho, y señaló que se mantendrían encuentros en las siguientes jornadas para analizar "lo que viene ocurriendo en materia de seguridad".

Recién ayer por la mañana, tras el velorio del taxista y fundamentalmente luego de que una extensísima caravana acompañara féretro hasta el cementerio La Piedad, el servicio de taxis volvió a la normalidad en Rosario.

Fue sin dudas allí donde quedó expresada con mayor intensidad la bronca , la tristeza y la impotencia por la muerte del chofer, que "podría haber sido cualquiera de nosotros", se escuchó decir una y otra vez.


Compromiso

El ministro de Seguridad, Maximiliano Pullaro, comprometió los esfuerzos para esclarecer el hecho, y lo calificó como "un golpe a la gestión". Es que según el funcionario, desde enero de este año, se registraron 45 hechos de robo denunciados en servicios de taxis, cuando años anteriores llegaban a registrarse 300 por mes.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});